lunes, 22 de mayo de 2017

Españoles que ceden su voto a inmigrantes: estupidez, xenomanía, endofobia y traición


Un tipo de acto particularmente grotesco, puesto en marcha por el entramado “Todos iguales. Todos ciudadanos”, en el contexto de la campaña “Aquí vivo, aquí voto. Por una ciudadanía plena”, es el de la cesión del voto a inmigrantes sin derecho al mismo por parte de españoles con este derecho. Consiste en que cada ciudadano español, con derecho al voto, que desea participar de esto acude al colegio electoral acompañado de un inmigrante sin derecho a votar y el español vota la papeleta que le indica el inmigrante.

En esta noticia se señala por parte del director de la Asociación Pro Inmigrantes de Córdoba, ONG inmigracionista que forma parte del entramado organizador, que la estrategia de la campaña es gradual, para reclamar primero el derecho al voto para inmigrantes en elecciones municipales y europeas y luego en el resto, además de circunscribir primero esta reclamación para inmigrantes con papeles en regla y parece que después para todo aquel inmigrante que pase por aquí. También se observa como confunde torpemente, o no, los derechos de ciudadanía con otro tipo de derechos y de obligaciones.

El español que participa de esto actúa movido por la estupidez, ya que cede su derecho al voto, que le pertenece a él en tanto miembro de la comunidad nacional, a un extranjero que, por definición, no tiene derecho al mismo. El discurso del ius soli, que va en el mismo sentido del de la mundialización o globalización, va haciéndose hegemónico, en perjuicio del tradicional del ius sanguinis. También por la xenomanía, ya que siente una simpatía irracional, completamente injustificada, por los extranjeros por el hecho de serlos, como si el hecho de ser extranjero supusiera alguna virtud en sí mismo. Por la endofobia, al denigrar(se) frente al extraño, que adquiere, simbólicamente, más derechos que él. Y por la traición, pues pone las cuestiones nacionales (los resultados electorales se traducen en apoyos partidistas y estos en orientaciones legislativas) en manos de extranjeros.