jueves, 17 de diciembre de 2015

Campaña electoral

   
Políticos embusteros que ahora mienten a todas horas; políticos sinvergüenzas que impunemente prometen lo que saben que no pueden cumplir; gente idiota que se cree esas estúpidas promesas; período privilegiado para la mayor demagogia; política-espectáculo; política-basura; imbéciles que simpatizan con tal o cual partido y se enzarzan en necias discusiones por él; políticos tramposos que se empeñan en demostrar la diferencia entre su partido y el de su rival, enfatizando las minúsculas nimiedades que separan a ambos; políticos odiosos que, obviamente sin motivo, sonríen constantemente; políticos insultantes empeñados en parecer gente del pueblo y no lo que son, casta política; lucrativo negocio para algunos; insoportable ruido electoral a soportar por la gente; paredes ensuciadas con los sucios carteles electorales; intolerable despilfarro mercadotécnico a costa del tolerante contribuyente.

2 comentarios:

  1. Si, el tolerante contribuyente que insiste tercaamente en votar, de nuevo, a partidos politicos que, en absoluto, cumpliran sus promesas electorales. Pero, a pesar del desencanto, tales ciudadanos no dejaran de faltar al compromiso de las urnas, a la espera de una utupia que no llegara nunca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, muchos contribuyentes expoliados por la castuza política continúan votando a los mismos que les engañan, les roban y se ríen de ellos cada cuatro años, personalmente estoy harto de ignorantes y de hipócritas que votan a sus propios verdugos.

      Eliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.