domingo, 9 de agosto de 2015

Demagogia marxista



Dar la matraca con Sánchez Gordillo y su revolución jornalera, pero ocultar que tal “revolución” está subvencionada por la burguesa Junta de Andalucía; charlar sin parar de los logros de la Revolución cubana, pero callar las subvenciones masivas a esta revolución por parte de la Unión Soviética; llamar democracias populares a unas dictaduras policíacas; proclamar como “dictaduras del proletariado” unos sistemas en los que dictan los burócratas y los proletarios obedecen los dictados; afirmar ser el partido de la clase trabajadora a pesar de que esta misma clase le rehuse; en España, rechazar el nacionalismo como ideología burguesa (según dicen) pero apoyar a continuación cualquier forma de separatismo; decir defender los derechos de los trabajadores y realmente fomentar la inmigración masiva y los “papeles para todos”; pretender representar los intereses populares a pesar de dar su apoyo a la ideología feminista; mediante sus sindicatos, presentarse como adalides de la clase trabajadora pero luego negociar y acordar con los patronos; disertar mucho de nuevas pedagogías y convertir los sistemas educativos bajo su control en instrumentos de adoctrinamiento; hablar mucho a favor de la libertad pero hacer que todo devenga clandestino en cuanto alcanzan el poder.

Publicado también en Alerta Digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.