sábado, 20 de junio de 2015

El triunfo de la ideología homosexualista


Cosmética “masculina”, hombres llorones, hombres hiperexpresivos, hombres con pendientes en las orejas, hombres depilados, abolición del bigote, leyes contra la libertad de expresión, amigo gay de cuota, “los gais son muy creativos”, los pequeños sentimientos antes que cualquier razón, “hay que ser muy liberal”, mercado gay, gimnastas poco violentos, cuota semiobligatoria de gais en televisión, promiscuidad general, “los gais tienen mucho estilo en el vestir”, todo es sexo, adoctrinamiento en la ideología homosexualista en las escuelas e institutos, restaurantes para gais, hoteles para gais y ciudades turísticas para gais y todo ello como si tal cosa, “los no homosexuales deberían experimentar con prácticas homosexuales”, heterosexualidad entendida como construcción social, heterosexualidad entendida como constricción social, heterosexualidad entendida como condición retrógrada, heterosexualidad entendida como problema, “los animales son homosexuales”, aceptación social general de la idea de la homosexualidad como opción sexual, “homosexual reprimido” el que se oponga a la ideología homosexualista, “discriminacion positiva” para gais, “los gais son mejores personas”, la palabra-policía “homofobia” adquiere carta de naturaleza.

7 comentarios:

  1. Macbeth entra a la cueva buscando saber su futuro. Encuentra a las tres brujas alrededor del típico caldero y recitando: Lo bello es feo, los feo es hermoso.
    Shakespeare claramente nos ofrece en su lenguaje, la esencia del mal: la transposición de valores. Y la forma en que se anuncia sin ambages, y como el ser humano, inconsciente del peligro, apenas presta atención a sus enunciados y corre tras vanas ilusiones.
    Nos ha tocado vivir la época del cambio. Y del cambio para mal. Donde lo bello es feo y lo feo es hermoso. Nos ha tocado ser los malos, cuando pocas décadas atrás encarnábamos los más puros ideales.
    No queda otra opción que seguir luchando. Porque peor que morir es rendirse.

    ResponderEliminar
  2. cuánta verdad en un solo parrafo!!!
    construcciones como el término HOMOFOBIA, son parte de esa corriente en favor del homosexualismo!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el que se deja "seducir o contaminar" por esos nuevos ideales muy macho no será.
    A mi no me llaman la atención nada de nada, es más, me provoca el efecto contrario ja ja ja.
    Esas nuevas" tendencias artificiales" van en contra del espíritu espartano que todo hombre debería poseer.
    Por alguna razón será que algunos somos inbmunes a ese veneno lobotomizador, por eso el sistema, la democracia, nos odia tanto, por nuestra fuerza interior...

    AHTR

    ResponderEliminar
  4. Buen artículo. Breve y conciso, y con un toque de humor. Sólo querría destacar este creciente deseo antivaronil de algunos hombres por parecer más jóvenes, haciendo referencia a la primera frase (cosmética masculina). Hay un miedo generalizado a envejecer, tanto en mujeres como en hombres, lo cual es natural en esta época donde los viejos son poco menos que deshechos sociales. Sería interesante estudiar qué relación tiene esto con Dorian Gray, cuya historia fue escrita por un homosexual para más inri...

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Leon Riente. Más claro, agua.
    saludos, Felipe Botaya

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.