domingo, 22 de junio de 2014

La inmigración masiva como instrumento de la oligarquía económica mundialista (I): herramienta de ajuste económico liberal


La política de inmigración masiva tiene dos utilidades principales para la oligarquía económica mundialista: 1) como herramienta de reducción de salarios e incremento de plusvalías (a corto y medio plazo), es decir, como herramienta de ajuste económico liberal y 2) como elemento de transformación étnica del estado (a largo plazo).

Inmigración masiva como instrumento de ajuste económico liberal. La inmigración masiva es un instrumento de ajuste económico liberal, equivalente al dumping social o al ecológico, que impone la oligarquía económica mundialista. De hecho, son las patronales del gran capital de los distintos estados europeos los más conspicuos representantes de la postura inmigracionista. La entrada masiva de nuevos trabajadores a un mercado de trabajo de por sí saturado incrementa el ejército industrial de reserva, lo cual es sinónimo de bajada de salarios y de empeoramiento de las condiciones laborales y, con esto, de auge de los beneficios empresariales. La afluencia de inmigrantes tiene el efecto de abaratar la mano de obra, dado el aumento en la oferta del factor fuerza de trabajo y el consiguiente descenso de su precio, el salario. Esta merma salarial afecta especialmente a los trabajadores menos cualificados. Es algo lógico: si hay más trabajadores para un número similar de puestos de trabajo las exigencias salariales de los trabajadores decrecen, algo que se agudiza si los nuevos trabajadores proceden de lugares con un bajo nivel salarial medio (caso de los inmigrantes que recibe España) y con escasa cultura obrera y sindical (relacionado con lo anterior). También es necesario destacar que, frente al discurso dominante, hay una relación estadística positiva entre inmigración y desempleo, lo que concuerda con la lógica más elemental. Puede comprobarse esta correlación entre inmigración y desempleo para las distintas autonomías españolas en el siguiente gráfico. A pesar de todo, los marxistas, ajenos a la realidad, se niegan a analizar la inmigración como lo que es, un instrumento de ajuste liberal, y apoyan esta política de la oligarquía mundialista. Pero es obvia la contradicción en la que incurren: «Se dice a veces que la inmigración es indispensable para la economía. Es posible, aunque no estoy seguro de que se tengan siempre en cuenta los costes marginales. De cualquier modo, una afirmación semejante equivale a decir que los imperativos económicos deben ser tenidos por prioritarios con respecto a todos los demás, lo que dista mucho de ser algo evidente. Estamos, pues, de nuevo ante una cuestión de preferencias. Por otra parte, hoy la fórmula “indispensable para la economía” significa “indispensable para mantener el margen de beneficio de las grandes empresas”, por lo que nos asombra verla utilizada por organizaciones que se dicen “anticapitalistas”» (Alain de Benoist. Más allá de la derecha y de la izquierda. Áltera, Barcelona, 2010, pág. 187). 
    
Pero es tan cierto que la inmigración masiva es un instrumento empresarial que algún sindicalista de izquierda parece que no ha tenido más remedio que reconocer que esto es así. El secretario general de la Federación Agroalimentaria de UGT-Andalucía ha constatado una relación directa entre inmigración y reducción de salarios y empeoramiento de condiciones laborales: “El secretario general de la Federación Agroalimentaria de UGT-A, Pedro Marcos, cree que si no hubiera habido tantos trabajadores inmigrantes en las campañas de Almería y Huelva, los convenios del campo habrían evolucionado y no serían los dos más bajos de la comunidad”. A este sindicalista honrado no se le escapa la relación: Huelva y Almería tienen en común las peores condiciones laborales y la mayor cantidad de trabajadores inmigrantes disponibles. También denuncia, quizás sin saberlo, y sin abandonar del todo la retórica multicultural (es decir, multirracial) al uso, el racismo antiblanco institucional contra los jornaleros españoles: “ha señalado que los trabajadores andaluces están en desventaja con respecto a las condiciones que reciben los trabajadores inmigrantes de cupo, ya que a éstos "se les paga el desplazamiento, se le da una vivienda y se le dan facilidades para estar allí", mientras que al resto de andaluces no”. El caso de este sindicalista es excepcional, lo cual es lógico se tienen en cuenta las subvenciones que los sindicatos mayoritarios (UGT y CCOO) perciben en razón de la inmigración. En Valencia, determinadas ETTs utilizan la contratación selectiva de inmigrantes como medio no problemático de reducir costes salariales y de evitar huelgas. Ello en el contexto de un novedoso sistema en el que el empresario en vez de contratar directamente a los trabajadores lo hace, por el mismo precio, a través de la ETT, que obtiene sus beneficios de la reducción de salarios operada.

10 comentarios:

  1. Sobre el tema de la inmigración me gustaría recomendar dos libros escritos por Ernesto Milá. Como ya he dicho en otra ocasión, no simpatizo con Milá, pero hay que reconocer que es de los pocos que ha estudiado el fenómeno de la inmigración desde una óptica políticamente incorrecta, argumentando con datos y cifras.

    -"Diálogo sobre la inmigración"

    http://www.libreriaeuropa.es/ficha.php?codart=AN6

    http://www.libreriabarbarroja.com/libreria/index.php?route=product/product&manufacturer_id=27&product_id=460

    -"El libro negro de la inmigración"

    http://www.libreriaeuropa.es/ficha.php?codart=LB2412

    http://www.casadellibro.com/libro-libro-negro-de-la-inmigracion/9788493235673/933501

    También contiene ideas y datos interesantes el "Informe Vestrynge", que ha sido escrito por una de las cabezas pensantes de la izquierda en España

    http://laotraeuropa.blogia.com/2011/112302-en-la-red-informe-vestrynge.php

    ResponderEliminar
  2. ¿Vestrynge pertenece a la izquierda? Yo creo que no. Los de "podemos" no le permitieron militar en sus filas.

    Mila es de lo mejor.

    Me comento un amigo, que hace años, la jornada en el campo se pagaba a 60 euros diarios. Hoy en dia se paga 42; y a traves de un mafioso (tambien inmigrante), que a sus compatriotas no les da ni la mitad. Un negro (con perdon por mi atrevimiento al constatar su color), viene trabajando por 20 euros diarios como jornalero.

    ResponderEliminar
  3. Jorge Verstrynge se define a si mismo como de izquierdas y frecuenta a grupos de izquierda. Otro tema es su peculiar carrera política, de un extremo ideológico al otro

    http://m.elcorreo.com/alava/politica/201406/21/verstrynge-extremo-20140620184405.html

    http://www.rockdelux.com/opinion/p/jorge-verstrynge-el-extrano-viaje.html

    No ha sido bien recibido en Podemos debido a su incómodo pasado político, aunque él quiso ingresar en la formación. Y por supuesto, por el informe al que pongo el enlace en mi anterior comentario.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen artículo que desmonta-de nuevo- esa absurda defensa d ela inmigración del izquierdismo"anticapitalista".

    De obligada difusión.

    ResponderEliminar
  5. Ya sé que para ti salir a la calle y ver una pareja interracial equivale a ser ***** por 30 negros. Eso es por creerte que hay algo que salvar.. Relájate, la próxima vez que veas un negro con una blanca sonríe, que al final te vas a dar cabezazos contra el contenedor tú solo para así ser una vez más una atracción de circo. No hay prisa, al final verás cómo yo tengo razón, ya te dije que eres un pobre imbécil, y estás huyendo de ti mismo, con gran desesperación, pero por más gilipolleces que hagas hay cosas de las que ni puedes ni te vas a librar, deberías estar dándote cuenta......................

    ResponderEliminar
  6. A ver mandril-eño, que un infraser mestizo como tu pulule de momento limpiando vateres en MI PAIS, no significa que ni tu ni tu supuesta descendencia tengais el menor futuro a medio plazo. Asumelo, no sobrevivireis a la crisis.

    Es revelador que siempre que un negro va con una blanca, esta es una foca infecta desechable racialmente. Al contrario, cdo un blanco va con una negra o mulata, esta suele estar bastante apetecible.

    ResponderEliminar
  7. No es que quiera meterme en donde no me llaman, pero creo que el comentario de Dienikes tiene elementos que pueden traer problemas judiciales a los responsables de este blog, sobre todo en el primer párrafo.

    No sé si estoy equivocado.

    ResponderEliminar
  8. El comentario de Madrileño es muy típico. No es interesante en si mismo, pues no aporta nada nuevo -señala como racista a quien niegue las bondades de los flujos migratorios-, pero tiene valor por ser un ejemplo de la postura habitual en la izquierda y el progresismo.

    Es decir, mediante la acusación de "racismo" se trata de huir del centro del debate. Es la forma que los adalides del universalismo y el mestizaje tienen de escapar del punto clave: el proceso de inmigración trae serios problemas a la clase obrera autóctona y supone beneficios a la clase empresarial y a los intereses de la Globalización.

    Recomendaría a Madrileño que leyese este texto de Alain de Benoist, en el que se explica el fenómeno

    http://www.elministerio.org.mx/blog/2012/12/benoist-inmigracion-capitalismo-arma-ejercito/

    Es una de las razones porque la oligarquía demuestra tanta tolerancia con la izquierda radical y el progresismo: dan cobertura ideológica al universalismo que es el objetivo de la Globalización. Las izquierdas reman en la misma dirección que los oligarcas.

    O como dice Benoist en su artículo: "Las grandes empresas y la izquierda, una santa alianza".

    ResponderEliminar
  9. El mandrileño es el perfecto imbecil que necesita el sistema: resentido, hipocrita e ignorante. Es incapaz de elaborar un pensamiento propio. Seguro que es un mestizoamericano que odia el pais que le da de comer. En fin carne de cañon: barato y prescindible. Solo es ganado en manos del sistema.

    ResponderEliminar
  10. Se necesitan sindicalistas así

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.