miércoles, 25 de septiembre de 2013

León Riente en la universidad


«La universidad es un buen sitio para ir a vomitar. Al menos, la universidad española, que es la que conozco. No he entrado aún en una institución más decadente, hedionda, degradada, nauseabunda e infame que esa. Costosísima fábrica de titulados aspirantes a empleados acomodados de clase media, sitio donde colocarse una ínfima parte de estos aspirantes a empleados acomodados de clase media, lugar de “trabajo” de una casta intelectual particularmente abyecta, nido de ideólogos de variado pelaje y misma e ínfima condición, sitio enemigo de la auténtica cultura y del auténtico conocimiento y antro de ligue para tanto jovenzuelo degenerado e insolente.
    
La universidad española es una institución a demoler, literalmente. Los departamentos están tomados por profesorado de obediencia marxista en sus variantes de marxismo gramsciano, marxismo de nueva izquierda, marxismo socialdemócrata, marxismo feminista, marxismo homosexualista y marxismo indigenista. Allí luchan, al parecer y según cuentan, contra el capital y el estado burgués, el mismo que paga sus buenos sueldos. Tampoco escasean los neoliberales, denodados luchadores contra el estatismo desde su puesto de trabajo estatal. Entre el alumnado abunda, sobre todo, una masa amorfa y desinteresada de todo lo que no sea consumo y fiesta. También es frecuente encontrarse con grupos reducidos de alumnos marxistas militantes, poco aseados, de todas y cada una de las tendencias citadas anteriormente, y que para sus actividades de agitprop cuentan siempre, naturalmente, con la connivencia del profesorado y de las autoridades académicas. Igualmente, hay una nutrida representación, menos aseada aún, de vagos y perezosos, y de borrachos y drogadictos. En honor a la verdad, no todo en el personal que frecuenta la universidad española es oprobio y anomalía, y así hay que decir que, a veces, me encontré con algún bedel o con alguna secretaria decente.
    
El profesorado universitario, dato llamativo, está todo emparentado. El que no es hijo de otro que también “trabaja” allí o en la universidad de la ciudad de al lado, es cuñado-de, primo-de, sobrino-de, etc. Si hay algún estudioso de las ciencias sociales que esté leyendo esto y quiera conocer un caso histórico puro de endogamia institucional, que visite la universidad española. Allí podrá estudiar el fenómeno a gusto. El nepotismo es norma. Recuerdo una ocasión en la que suspendieron de improviso una clase a la que tenía que asistir. El motivo era bien sencillo. Esa tarde “se seleccionaba” a una persona para un puesto de profesor. Esa plaza estaba dada, iba a ser para alguien “de la casa”. Casi a última hora apareció una aspirante procedente de otra universidad situada a cientos de kilómetros de distancia y acompañada de otro profesor, que hacía el papel de mentor. Entre el insigne claustro de profesores de mi universidad cundió la alarma, el pánico, casi la indignación. Todos los profesores, incluido el encargado de impartir mi clase, acudieron a la sala donde se iban a realizar las respectivas exposiciones de cada aspirante, trámite previo a la elección del nuevo profesor. Con intención, evidente, por parte de estos indignos, de hacer presión ante el tribunal. Funcionó, fue elegida la persona que se había decidido que debía ser elegida, la persona “de la casa”. Así funciona la universidad española, así son designados los profesores y los puestos directivos. Todo chalaneo e intercambio de favores.
    
Los profesores universitarios no solo son endógamos, también suelen ser bastante malos. Esto no es raro, dado que más que docentes que transmitan conocimientos así como que estimulen el espíritu crítico de alumnos entusiasmados, deben ser entendidos como ideólogos o comisarios políticos informales que inculcan determinadas ideas funcionales para el sistema a una serie de jóvenes aspirantes a la clase media y absolutamente ajenos al amor a la sabiduría. Por eso estos docentes siempre están hablando y promoviendo la tolerancia y por eso son tan intolerantes en cuanto se les contradice o se plantea un modelo opuesto al que ellos asumen y representan. La discusión y la confrontación de ideas no es lo suyo. Además, ¿qué se puede esperar, en lo que a competencia docente concierne, de unas personas elegidas por ser familia de alguien que ya está dentro? En lo personal, también vi muchas costumbres que no me gustaron nada: fuman muchísimo, suelen ser más bien debiluchos física y anímicamente y parece estar sobrerrepresentado en este estamento el tipo humano del “agricultor neolítico”.
    
El alumnado universitario es, en general, sencillamente abominable. En primer lugar, hay mucho alumnado, mucha gente allí metida y que en una universidad lógica, con exigencias lógicas en cuanto a capacidad intelectual y rendimiento, no tendría cabida. Una universidad al alcance de cualquiera es una universidad de mierda. Y eso es lo que tenemos en España. Este tipo de público detestable en las aulas supone un lastre que desploma los niveles. Esto es lo más pernicioso de este tipo de universidad masificada y para cualquiera. Que no se quejen luego los titulados de que su título no vale nada. También me resultaba bastante incómodo comprobar que el seguimiento de programas televisivos como Gran Hermano era habitual entre los alumnos de mi universidad. Esto es consecuencia de lo anterior. Los hábitos y gustos de cada uno están en relación directa con su calidad intelectual y anímica y en la universidad española lo que hay es lo que hay. Y de donde no hay no se puede sacar. Si eres un chabacano te gusta Gran Hermano. La universidad debería ser pública y completamente gratuita, incluido alojamiento y alimentación, pero solo para los intelectualmente capaces y voluntariosos, para los que acrediten un rendimiento. Así nos ahorraríamos el aborrecible espectáculo de aulas enteras comentando entre clase y clase la expulsión del día anterior en Gran Hermano. El varón universitario suele ser un tipo apocado, sin carácter. La hembra universitaria una creída, una “clasista”, una feminista por defecto y una ofuscada, buscando permanentemente supuestos agravios cometidos contra ella por su sexo. Y todo el día con el puto cigarro en los labios. Más valdría que esta grosera aprendiera a cocinar, porque de eso no tiene ni idea. También suele ser muy promiscua, muy puta, aunque esto no la define, pues es la condición predominante entre las jóvenes españolas de hoy.
    
Los programas de estudios suelen ser de nombre rimbombante pero realmente simplones. Con este profesorado y con este alumnado nadie puede esperar otra cosa. Supongo que muchos de los que se hayan pasado por semejante institución habrán tenido la experiencia: es muy desagradable, muy frustrante, comprobar que tu profesor tiene menos conocimiento de partes fundamentales de la materia en cuestión que tú. ¿Qué te puede, entonces, enseñar ese? ¿Para qué estás tú allí? Con esto no quiero decir que yo sepa mucho, sino que hay muchos profesores que saben muy poco.
    
La universidad española está hecha unos zorros. Muchos se han largado de allí asqueados». 
    
(Comentarios hechos por León Riente sobre la universidad después una pregunta mía).

26 comentarios:

  1. Muy, muy bueno. Es la pura realidad. La Universidad española es la madre de todas las corrupciones. Esta llena de mediocres lameojetes que no tienen ni puta idea de la realidad española. No forman profesionales, ni intelectuales, ni nada bueno. Forman ganado domestico, facilmente manipulable y reconducible.

    ResponderEliminar
  2. Que un licenciado trabaje de oficial de justicia o de auxiliar administrativo o de ordenanza, etc, es de lo mas corriente en la administracion. Las oposiciones son muy duras. La realidad es que si no tienes mucha mas formacion que la exigida en la convocatoria no sacas la plaza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es esa la causa exacta.

      En al administración, para puestos de categoria alta, no sólo basta la formación, sino que funciona mucho por aquello de la promoción interna y el enchufismo.

      Entrar en los escalafones bajos es mucho más fácil ya que el enchufismo y la promoción interna o no existen .o son menos frecuentes.
      Muchos funcionarios se las dan de abnegados estudiantes sacrificados, pero la realidad es que en muchas administraciones tener el carnet del partido"X" y del sindicato "Y" facilitaba las cosas.


      Conclusión: país podrido, endogámico y repleto de parásitos.


      Un país en el que ser funcionario de un estado podrido y elefantístico es la meta y el ideal(España lleva siendo casi 30 años ese país) tiene un futuro lamentable.

      En esto los empresarios y la economía privada tienen mucha culpa ya que en el sector privado las condiciones sólo han hecho que proletarizarse desde los años 80. La inmigración masiva como dumping social interno y la globalización y su"competitividad por cojones" han sido la puntilla.
      El resultado ya lo vemos: profesores escolares inútiles y vergonzantes que no saben ni que río es el más largo de España, policías y GC que parecen dependientes de Zara, administartivos de ayuntamientos que no saben ni el plan contable europeo...

      Eliminar
  3. Debo darte la razón, la mayoría de los universitarios sólo piensan en salir y beber, mientras que las universitarias piensan en salir, beber y zorrear a los pagafantas de turno mientras se follan a los malotes. Aún recuerdo como el año pasado cuando iba a estudiar a la biblioteca de la universidad como esos proyectos de despojo se quedeban mirando asombrados al malvado nazi tatuado que estudia Educacion Social jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mirando asombrados al malvado nazi tatuado que estudia Educacion Social

      JAJAJAJAJAJA...Eso tiene que ser para poner una cámara oculta y ver las reacciones, jajaja...

      Eliminar
    2. Pues si compañero, estos individuos se creen que la Universidad les pertenece. Tienen el dominio en ciertas carreras como la que estoy estudiando y por eso la elegi, a los traidores anti-blancos no hay que darles cancha, ningun sitio les pertenece y por eso debemos recuperar lo que es nuestro.

      Eliminar
  4. Mi experiencia cercana(universidad de Zaragoza), cumple totalmente todas las características descriptivas aquí expuestas, hasta la última.

    ¿Procedencia de la degeneración de la universidad española?

    En los años finales de la transición y, sobre todo , cuando llegó al poder el PSOE tras el montaje del 23-F, los enchufismos e infiltraciones en la administración pública(incluida la universidad como principal referente) fueron masivos.
    Las cátedras en los años 80 se llenaron de profesores y catedráticos con carnet del PSOE(algunos ya estaban infiltrados como topos desde el tardofranquismo).


    Esta situación de infiltración -enchufismo masivo del izquierdismo para cambiar el sistema educativo no sólo se observó en la univesidad ,sino en la escuela e institutos, incluso en las APAS(ahora llamadas AMPAS por eso de la igualdad...)


    EL izquierdismo español siempre ha querido-y ha conseguido- asaltar el estado y parasitarlo, no por idealismo, sino por simple vida acomodaticia y parasitaria.

    Sobre el alumnado poco hay que decir: hace 13 años el panorama era muy similar(bueno, quizás el nivel de puterio y amariconamiento era inferior y el botellón era un fenómeno minoritario)


    Todo esto también depende un poco de la carrera.En económicas no suele haber el mismo perfil mayoritario de profesor y alumno que en historia o carreras de humanidades.

    La universidad masificada asegura el adoctrinamiento(en la formación profesional el adoctrinamiento es menor, a un soldador o protésico dental no tiene que lavarle el coco porque las asignaturas tampoco se prestan mucho a ello) para las futuras generaciones e enchufados, subempleados o funcionarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante lo dicho por A.J.

      Y me gustaría añadir algo a lo que ha comentado sobre la infiltración de la izquierda en los diversos niveles educativos durante el Tardofranquismo. Como explicó Juan Carlos Castillón en una de sus novelas autobiográficas, los "ultras" que estudiaban en institutos y facultades debían acostumbrarse a convivir con un alumnado y un profesorado que eran adictos mayoritariamente a alguna forma de izquierdismo, ya varios años antes de la muerte del Generalísimo.

      La falta de respuesta del régimen en aquellos años fue sorprendente. Más allá de medidas policiales destinadas a combatir manifestaciones y algaradas callejeras, no se hizo nada en el campo cultural o intelectual para fomentar las ideas que pudieran oponerse al marxismo cultural cada vez más presente. El franquismo -salvo en los primeros años que siguieron a 1939- nunca pareció interesado en generar un sistema de ideas que, adaptado a los tiempos, legitimase su existencia.

      Quizá porque las elites franquistas ya habían previsto la reconversión del régimen en una democracia parlamentaria semejante a las del resto de Occidente. Plan que contaba con la sanción del propio Franco

      http://www.generalisimofranco.com/vidas/carrero_blanco/futuro.htm


      Eliminar
    2. "EL izquierdismo español siempre ha querido-y ha conseguido- asaltar el estado y parasitarlo, no por idealismo, sino por simple vida acomodaticia y parasitaria."

      Palabras muy acertadas. Eso que ha ocurrido en el mundo de la enseñanaza, ha sucedido igualmente en otros ámbitos, como en el cine. Recomiendo sobre este punto investigar lo que supuso la ley Miró (que debe su nombre a la directora Pilar Miró, amiga personal de Felipe González)

      http://espanoladasyole.blogspot.com.es/2012/03/malos-rollos-de-ayer-y-de-hoy.html

      Y pido perdón por deviarme del tema del artículo.

      Eliminar
    3. Y también pido perdón por los fallos ortográficos, pero escribo todo esto sin la calma suficiente.

      Saludos.

      Eliminar
    4. Yo no conozco al detalle la historia de España pero simpatizo con los nacionalistas de 1936. Sin embargo, apoyando lo que dicen ustedes, creo que Franco no tuvo una clase intelectual sólida. Por eso el Franquismo terminó copado por los liberales y los tecnócratas del Opus Dei. Una pena. Ya el critico literario Harold Bloom nos dice que la universidad franquista era viva decadencia. Es una realidad. Nunca se le dio importancia a la educación superior desde el Estado. Por eso el Marxismo Cultural ganó su batalla...

      Eliminar
  5. De volverse más exigente la admisión universitaria los más perjudicados serían los hombres, pues los estudios claramente dicen que las mujeres tienen alto el IQ y obtienen la mayoría de doctorados gracias a su dedicación y responsabilidad; en definitiva, que el fracaso es cosa de hombres y que el futuro del mundo está en manos de ellas.

    Ya que las mujeres se encargan de heredar la inteligencia a los descendientes, los hombres (basta que sean voluntariosos, nos dicen) deberían conformarse con saber cocinar e ir preparándose para atender la casa, que es el verdadero objetivo que persigue el feminismo.

    ResponderEliminar
  6. Voy a dar una opinión del tema desde la perspectiva argentina: estudié un año en una privada y tuve que dejar por cuestiones laborales. Pero allí, aunque parezca mentira, habían más progres que en la UBA. Las ideas son las mismas pero los individuos se bañan todos los días y parecen tipos normales. En la Universidad de Buenos Aires (UBA), las cosas suceden abiertamente y todos los días me encuentro con gente que fuma marihuana en el patio y todas las semanas hacen fiestas y llevan muchos cajones de cerveza con la complicidad del Rectorado. Hasta hubo un tipo que se cayó de la terraza luego de una borrachera brutal y terminó muerto. En la educación pública nadie controla nada y el izquierdismo se manifiesta en prácticas aberrantes (en las instituciones del sector privado está el espíritu del Marxismo Cultural pero disfrazado con pantalón de vestir, camisa, zapatos, perfume, etc.).
    Soy estudiante de la carrera de Letras y me he enterado de hechos nefastos. Los alumnos, en su mayoría de tendencias comunistas extremas, no quieren seguridad ni policías dentro del edificio. Una vez violaron a una chica en el 2010 y al día de hoy la facultad tiene acceso vedado a toda autoridad judicial o policial. Una anarquía total. De más está decir que el robo y el vandalismo adentro de las aulas son cosa de todos los días. Hay un organismo del Centro de Estudiantes que se llama Comisión Antirrepresiva. Están enfermos de la cabeza. Se habla mucho de la "violencia de género" pero permiten que se consume una violación en las instalaciones que ellos mismo deberían defender. ¿No es algo increíble?
    En materia de planes de estudio, es lo mismo que en Europa en cuanto al área de Humanidades. La frase comodín para aprobar todas las materias del Ciclo Básico Común es la siguiente: "Todo es una construcción cultural". La culpa de todos los males de Latinoamérica es de España, la Iglesia Católica, USA e Inglaterra. Y bueno, se reivindica el consumo de drogas, la sodomía, el aborto y todo cuanto vaya contra la moral tradicional de la cultura hispánica de este lado del Atlántico.
    Más allá del Marxismo Cultural y de los profesores y alumnos que fuman dentro del edificio, un asco, lo bueno es que las materias de literatura propiamente dichas están bien desarrolladas. Se aprende mucho. Acá se tarda seis años para obtener una licenciatura y más de dos años para tener una maestría. Desde Bologna 1999 la educación argentina es mucho mejor que la europea en cuanto a nivel superior. Ustedes es seis años pueden tener un doctorado y eso acá suena a chiste.
    En fin, da para mucho el tema. Puedo decir también que acá las mujeres son putas pero solamente salen con tipos de plata. Son muy materialistas. Pero en la Facultad de Filosofía y Letras hay mucho lesbianismo, feminismo y todas esas mierdas. Por eso las mujeres no suelen entregarse fácilmente. En la Argentina tenemos un refrán muy bueno: "la mina que piensa mucho coge poco". Lo traduzco en peninsular: "la tía que piensa mucho folla poco". Saludos y espero que me permitan la humorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Argentina, Perú, Chile, Uruguay, Paraguay y México sufris las mismas enfermedades sociales que en Europa y "la madre patria" ,sólo que con ciertos particularismos.

      Eliminar
    2. Alan

      A través suyo sería interesante saber si, como en Europa, también por Suramérica las mujeres superan en éxito universitario a los hombres. Aunque teniendo a la Kirchner y a la Bachelet (de probable reelección), la respuesta será un rotundo sí.

      Eliminar
    3. Las mujeres, en Humanidades, Derecho, y todo ese tipo de carreras, superan a los hombres rotundamente en matriculación y porcentaje de egresados. Sin embargo, hecho curioso, hay muchos profesores varones y es una desproporción que me es muy grata dado mi espíritu europeo, viril y aristocrático. Luego, en carreras "duras" como Ingeniería, la mayoría son chicos y eso es, si no me equivoco, espero vuestra corrección, un hecho universal. Lo que sí hay que decir es que las féminas en la universidad son muy frívolas y hablan muchas pavadas como Cristina Kirchner y Bachelet. Un gran abrazo a todos los amigos de España y Europa en general.

      Eliminar
    4. Además de que la mayoría de docentes en Humanidades, derecho y letras son hombres, los hombres destacan más que las mujeres en este tipo de carreras cuando ejercen la profesión a pesar de que las mujeres les superan ampliamente en matriculaciones. Si realmente las mujeres universitarias toman como referente a la presidenta del gobierno argentino sólo se deduce que la ingeniería social y la manipulación informativa a inoculado en ellas de forma notoria, están mal influenciadas.

      Eliminar
  7. Quien piense que su universidad está degradada y que todo está impregnado de un fango "moralesclavista" y marxista, es que no ha estado en la de Alicante...
    La única frase que me hace seguir adelante es que "la capacidad de sufrimiento de un hombre determina su lugar en la escala jerárquica". Creo que es de Nietzsche, agradecería a quien lo sepa que me diga de dónde es, si es que es de él.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que se llevan todas"el canto de un duro"(me refiero a las públicas)

      La universidad se ha masificado y sólo es un reflejo más- el reflejo y resultado último por el momento- de una generación plenamente adoctrinada en la ingeniería social.

      Sinceramente, ya es complicado tocar más fondo, pero siempre queda el excavar...

      Eliminar
  8. Un artículo que indica bien cuál es el nivel del alumnado universitario actual

    http://www.agenciasinc.es/Noticias/El-56-de-las-universitarias-bebe-para-emborracharse-en-tiempo-record

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que yo dije, la universidad llena de mujerzuelas. Luego, una vez borrachas se desinhiben aún más, empiezan a chillar y a contorsionarse como meretrices de baja estofa, a abrazar a todo el mundo, incluso a desconocidos y, con sus alientos apestando a tabaco, a besuquearse con todos e incluso con otras mujeres. Al final los coños de estas perdidas se hacen públicos. Gracias Toño.

      Eliminar
    2. Y tras la competencia por ver quién bebe más, cotinúa la lección "Bukkake 2.1". Y es que los pobrecillos van taaaaan estresados.

      Eliminar
  9. Una universidad donde se preocupan más por adoctrinar al alumnado con manipulaciones políticas en vez de formarlo a un buen nivel para tener un futuro es una univesidad de bajo nivel que encima tolera según que vicios que perjudican más al estudiantado. Va en la línea de lo que quieren forjar entre los jóvenes, aborregamiento y poca cultura para que el sistema los maneje con más soltura.

    ResponderEliminar
  10. Una excelente descripción de la Universidad Española, la fabrica masiva de parados permanentes e incapaces de ser autónomos por si mismos. Un lugar que muchos centra su discurso olvidándose de la clase media del FP que se supone que en un país industrial o tecnológico deberían dominar la sociedad dado que son la MAYORÍA.


    Todos los tontos con título van a la universidad y de ERASMUS porque en el FP lo dejan porque tienen que ir a clase...

    ResponderEliminar
  11. Pues la de México está por el estilo. Si volviera a vivir, hay dos cosas que de ninguna manera haría de nuevo y una de ellas, es ingresar a la universidad.

    ResponderEliminar
  12. Con los comentarios que he leído de Argentina, México y España, al parecer en las universidades españolas no solo pasa el fenómeno que comentas, si no pasa en todo el mundo. Este libertinaje es a causa de las élites sionistas ya que para ellos una sociedad que solo se enfoque en la bebida alcohólica, en sexo y drogas es el resultado de una sociedad sin espíritu en vez de preocuparse por superarse a si mismo, se concentra en cosas mundanas que no deberían de importarle al se humano en cualquier parte del mundo.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.