lunes, 5 de marzo de 2012

Educación de los niños de Europa


«Nosotros que, evidentemente estamos de acuerdo con el aumento demográfico de “los hijos del norte”, pensamos que hoy en día no se puede perder de vista el hecho de que sin la debida formación las futuras generaciones europeas estarán destinadas a una progresiva decadencia y a la mezcla con la cada vez más numerosa inmigración que invade el continente europeo. En consecuencia, es igualmente importante asegurar tanto en número como en calidad espiritual el crecimiento de nuestra raza.
    
Aquellas mujeres de nuestra comunidad que estén decididas a tener hijos deben tener claro que se enfrentan a una situación delicada y compleja, pues formar al niño va mucho más lejos que asegurar su manutención o cuidados mínimos; es, además, entregarle fortaleza espiritual y física, estimular su inteligencia y, sobre todo, transmitirle valores superiores, enseñándole en el día a día el significado del honor, la lealtad, la pulcritud física y mental, el amor a la sangre y a la propia historia. Al constituir éstos unos principios que se oponen directamente a los que imperan en nuestra época y partiendo de la premisa de que ni es factible aislar a los pequeños del entorno que les rodea, la tarea de educar a los hijos consistirá básicamente en proveerles de las estrategias y recursos adecuados para vivir en este mundo sin quedar atrapados en su corriente descendente. Poner en práctica tal planteamiento suponer conocer aquellos medios que el sistema emplea para controlar los distintos ámbitos de nuestra vida y acto seguido combatirlos a través de una acción que pueda contrarrestar su nefasta influencia, labor que sin duda exigirá la dedicación exclusiva de la madre al hogar, pues la mujer que trabaja fuera de casa – aunque sea durante el tiempo en que los niños permanecen en la escuela – no se encuentra en disposición ni anímica ni física de vigilar y atender todos os días la formación de sus hijos del modo en que es preciso, más aún si en el tiempo libre se deben realizar las tareas domésticas que no pudieron terminarse a causa de la jornada laboral. Muchas madres que desempeñan un trabajo remunerado encuentran en la televisión un medio adecuado para entretener a los niños mientras ella se ocupa de la casa, sin detenerse a pensar que el simple hecho de colocar al hijo frente al aparato es estar contribuyendo a la corrupción de su mente y de su alma. 
    
Lógicamente la solución no se encuentra en deshacerse del televisor, ya que el niño sabrá por sus compañeros en qué consiste la programación televisiva y el hecho de no disponer siquiera del aparato hará que se sienta como un “bicho raro”, pudiendo llegar a ser objeto de burla, rechazo o incomprensión por parte de su grupo de “iguales”. Por el contrario, la medida idónea consistiría en disponer del televisor pero organizando el horario del niño de tal manera que le quede escaso tiempo libre para hacer uso de él, y cuando lo haga que sea para visionar alguna película o documental cuyo contenido hayamos revisado previamente, permaneciendo a su lado para realizar comentarios que despierten su espíritu crítico en lugar de alimentar su pasividad. No podemos negar que tales medidas implican la disponibilidad absoluta de la madre, pues permitiría además que el niño se incorporase a la escuela lo más tarde posible (hoy día alrededor de los seis años), consiguiendo con ello proteger al pequeño del peligro que supone recibir en tan temprana edad la influencia de compañeros – y cada vez de más profesores – que ofrecen modelos de conducta altamente negativos.
    
Si se pretende que la formación de los hijos sea lo más completa y adecuada posible, la mujer habrá de contemplar una serie de aspectos que constituirán el eje en torno al cual organizar las actividades del niño, como son la música, el ejercicio físico, la historia del propio pueblo y el conocimiento de la naturaleza».
    
Tratado para la educación de la progenie. VVAA. Camzo, Alicante, 2010, págs. 80-83.

20 comentarios:

  1. La educación de los niños en la sociedad actual es una empresa casi desesperada.

    El sistema hace todo lo posible para apartarlos de sus familias el mayor tiempo posible y atraparlos en el sistema escolástico cuanto antes, para limitar la influencia de sus padres y adoctrinarlos. El rechazo frontal al "Home Schooling" o educación fuera de la escuela tiene el mismo significado.

    Como padre me he planteado estos problemas muchas veces y sigo haciéndolo.

    No es posible eliminar las influencias megativas y ni siquiera limitarlas mucho una vez llegan a la adolescencia, por tanto
    no tenemos ninguna garantía de que todos nuestros esfuerzos vayan a dar resultado.

    En mi opinión lo máximo que se puede hacer es abrirles la mente para que la sociedad actual no cierre del todo sus horizontes y que sepan que existen otras maneras de ver la vida. Luego será esta libertad, que les hemos enseñado nosotros y no la escuela, a permitirles elegir.

    Antes un padre sabía que podía transmitirle algo a sus hijos y hacer de ellos personas de provecho capaces de salir adelante en la vida. Hoy en día no existe la menor garantía de que nuestro esfuerzo sirva para algo y lo único a que se puede aspirar es a la posibilidad que he mencionado. Por lo menos yo lo veo así en este momento.

    ¿Vale la pena invertir tanto esfuerzo en educarlos en nombre de esta posibilidad? Cada uno responderá por sí mismo a esta cuestión tan personal.

    ResponderEliminar
  2. Tarea complicada teniendo en cuenta el adoctrinamiento de los colegios, pero sobra decir que no está de más cuidar la educación de un hijo.

    Como decía no recuerdo qué griego (estoy falto de fósforo hoy) si cuidamos a los niños no será necesario castigar a los adultos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que esta es la lucha más difícil de un patriota.

    Opino como Oso Solitario y como lo que se dice en el artículo, hay que "jugar" con lo que le inculquemos (valores) pero sin que llegue al rechazo junto con la libertad y el alimentar o fomentar su espíritu crítico y su inteligencia, que sea lo suficientemente inteligente para darse cuenta ya que los niños no son ni mucho menos tontos y saben que un niño negro o chino no es igual que él, saben que ver a un payaso disfrazado de rapero del bronx tampoco es normal. Lo que sí hay que vigilar, y mucho, son los juguetes, un campo de adoctrinamiento por excelencia....véase los estereotipos de muñecas putón que han salido, y que sulen representar una imagen muy benneton de la sociedad.

    Por eso a los mios les regalo tebeos de asterix y similar: inducen a una visión anti-imperialista, de defensa de la identidad, etc y salvo en casos muy concretos, no suele verse a extra-europeos.

    Sobre lo del bicho raro...lo será antes o después, guste o no y si tenemos la suerte de que no sea uno más así que, en ese sentido, a mi no me preocupa más que nada porque en mi entorno los padres intentan evitar también que sus hios vean la televisión, salvo de pequeños (programas infantiles y similar).

    Así que mi consejo es: meterlos en actividades de lo que sea, regalar juguetes y lectura ddecentes y así se evitarán muchos problemas.

    ResponderEliminar
  4. Oso solitario

    Aprecio bastante tus consideraciones pues se ve que parten de la experiencia y del sentido común. Soy muy consciente de muchas de estas dificultades que mencionas y este texto, y muchos otros que aparecerán en CIN sobre pedagogía y educación de niños blancos, hay que tomarlos como materiales de reflexión y discusión porque es en este terreno donde hay más distancia entre lo que se debe hacer y lo que finalmente se puede hacer.

    El sistema hace todo lo posible para apartarlos de sus familias el mayor tiempo posible y atraparlos en el sistema escolástico cuanto antes, para limitar la influencia de sus padres y adoctrinarlos. El rechazo frontal al "Home Schooling" o educación fuera de la escuela tiene el mismo significado.

    Así es. Sobre la escuela y la obligación legal de escolarizar a los niños hablaré por extenso en otro momento pero valga como recomendación de urgencia la de posponer tanto como sea legalmente posible la escolarización en esta escuela que sufrimos en España. Serk habla también de adoctrinamiento y no exagera en absoluto.

    No es posible eliminar las influencias megativas y ni siquiera limitarlas mucho una vez llegan a la adolescencia, por tanto
    no tenemos ninguna garantía de que todos nuestros esfuerzos vayan a dar resultado.


    Sin duda. Porque la influencia de la familia puede ser muy buena pero la adolescencia (hoy pre-adolescencia, no habiendo nada de inocente en esta mutación) es el período en el que el adolescente abandona paulatinamente la familia y hasta se enfrenta, en mayor o menor grado, con la familia.

    En mi opinión lo máximo que se puede hacer es abrirles la mente para que la sociedad actual no cierre del todo sus horizontes y que sepan que existen otras maneras de ver la vida.

    Es una acción que no recoge el texto y que me parece muy acertada.

    ¿Vale la pena invertir tanto esfuerzo en educarlos en nombre de esta posibilidad? Cada uno responderá por sí mismo a esta cuestión tan personal.

    La cuestión es personalísima, pero alguna orientación se puede dar. Para nosotros no constituye una opción educarlos, sino una obligación. No podemos actuar de otra manera sin dejar de ser nosotros mismos. Evaluar los resultados vendrá bien para corregir la táctica y la estrategia, pero no para abandonar. Al menos mientras estén al cuidado propio.

    No obstante, entiendo perfectamente la frustración de tantos padres blancos biennacidos ante los resultados finales de un esfuerzo tan grande.
    ____

    Metioko

    Lo que sí hay que vigilar, y mucho, son los juguetes, un campo de adoctrinamiento por excelencia....véase los estereotipos de muñecas putón que han salido, y que sulen representar una imagen muy benneton de la sociedad.

    Precisamente muy pronto aparecerá aquí un escrito, con ejemplos documentados, sobre el tipo de libro de entretenimiento que el régimen promociona para los niños blancos.

    Eso de las muñecas putón me sorprendió la primera vez que reparé en ello. Son exactamente eso: muñecas que se distribuyen a las niñas y que representan una especie de putas callejeras. ¿Eso no preocupa a las feministas, tan ocupadas ellas en la dignidad de la mujjjjjer? Pues no, esas canallas no tienen nada que objetar al respecto.

    Sobre lo del bicho raro...lo será antes o después, guste o no y si tenemos la suerte de que no sea uno más así que, en ese sentido, a mi no me preocupa más que nada porque en mi entorno los padres intentan evitar también que sus hios vean la televisión, salvo de pequeños (programas infantiles y similar).

    Efectivamente. Por eso yo sí soy partidario de romper la televisión, que en este contexto equivale a desintonizarla y utilizarla como reproductor de películas limpias u otros materiales interesantes y educativos, con comentarios y coloquio posterior que fomente la inteligencia y el espíritu crítico del niño.

    ResponderEliminar
  5. Este es un asunto muy difícil.

    Si los padres no les inculcan a los hijos sus ideas, lo hará el Estado. Por lo tanto, yo no soy partidario de dar la "opción" o la "libertad", sino de inculcar las propias ideas de manera más sutil o menos sutil, y hacerlo con todo el que se ponga a tu alcance, porque como digo, lo hará el Estado, o los que controlan el Estado, y será muchísimo peor, pues el objetivo es destruirnos y destruir a tus hijos.

    Hacerles ver, jugando, la propaganda de esa película que anuncian por la televisión. Que piense en ella y que sepa que tiene una dosis de basura. Que al tiempo que se "divierte" viendo esas bonitas escenas de acción, sepa divertirse también intelectualmente captando la propaganda que contiene.

    Y lo ideal es no ver ciertas cosas, porque la mente se acostumbra quieras o no. Por ejemplo, te acostumbras al embrutecimiento del cine de horror o a los crímenes indiscriminados, por lo que ese cine ha de estar prohibido para adultos y no adultos.

    Enseñarle al hijo que al tiempo que tiene que aprobar el examen, tiene que saber que muchas de las cosas que tiene que responder son mentiras o simplemente sin valor, como me pasaba a mí en el colegio (sin que ningún padre me lo dijera), cuando leía los libros de texto.

    ResponderEliminar
  6. Se publicó como algo ridículo que el régimen de Irán prohibiera la muñeca Barbie por dar ejemplo de mala conducta, pero los ayatolás demuestran estar ganándonos la partida por todos lados.

    Al margen de la dedicación de los padres, el propio joven debe de ser capaz de absorber en la menor medida de lo posible las influencias externas. En mi caso, yo no he llegado a ser falangista por herencia familiar sino por reflexión y cuestionándome las bases del mundo de mi tiempo.

    ResponderEliminar
  7. se podría decir en resumidas cuentas que la juventud actual se educa para ser maricón y/o afeminado, y en el caso femenino puta.

    Teniendo en cuenta como está el tema, con la manía de la innovación y el cambio de leyes cada legistura, casi me posiciono por un sistema mas a lo anglosajón en el que puedas tener "libertad" para educar a tus hijos, aunque no sea muy comunitario.

    Yo estoy pensando en no decirle demasiado ¿qué puedo hacer? por un lado si lo adoctrino luego se va a sentir desplazado, viendo como somos los latinos (español) ya decía lebon, lo que nos gusta la idea de la "normalidad", me cuesta a mi relacionarme con el vulgo, como le diga cosas así: "hijo mío, ya decía heráclito que la guerra es el padre de todas las cosas, debes amarla", por otra parte me queda la opción de hacer como mi padre que no me daba muchos consejos pero lo compensaba con acciones, que al fin y al cabo es lo que cuenta, en fin ya se verá pero a mi es un tema que me tiene preocupado, también he leído el libro que haces referencia, el de educación para la progenie, pero es mas bien un manual encaminado a las mujeres, quizás lo mejor sea el modelo romano de familia de las últimas páginas por algo conquistaron el mundo. Educarlos con un amor incondicional a la familia y la gens.

    ResponderEliminar
  8. Fidelis:

    Aquí un buen ejemplo de la educación “a lo anglosajón”:

    http://entretenimiento.es.msn.com/musica/adele-y-otras-estrellas-enfrentadas-a-sus-padres

    Me fascina la parte en que conmina la escupidura.

    ResponderEliminar
  9. “Aquellas mujeres de nuestra comunidad que estén decididas a tener hijos…”

    El acto que se suponía más espontáneo, hoy convertido en decisión (que suena más bien a RIESGO).

    “Muchas madres que desempeñan un trabajo remunerado encuentran en la televisión un medio adecuado para entretener a los niños".

    ¿El teletrabajo se perfila entonces como la gran solución? Parece que muchos aún no entienden que el propósito de la mujer no sólo es trabajar, sino, precisamente, trabajar lo más lejos de casa que pueda. Parte integral del plan para desplomar los índices de natalidad.

    A propósito de “la niñera”, la industria hollywoodiense también tiene chispazos de decencia. Recomiendo mirar por You Tube el siguiente resumen de una película que aborda el presente tema. Además del trauma emocional, la primera escena muestra cómo puede degenerar el vicio de los hijos únicos. Notad que el protagonista es un actor taquillero, mismo que bien podría servir para inficionar propaganda de adoctrinamiento. El vídeo tiene por nombre El substituto del afecto:

    http://www.youtube.com/watch?v=IzOa1MNYWNE

    ResponderEliminar
  10. Qbit

    Este es un asunto muy difícil.

    En esto vamos a coincidir todos: es un asunto muy difícil.

    Del resto de tu exposición, confrontándola por lo dicho antes por Oso y por mí, llego a la conclusión, tampoco nada original por cierto, pero es bueno hacerla explícita, que las estrategias deben variar en función de la edad del niño o adolescente.

    - Para los niños más pequeños opino que lo mejor es la desconexión lo más completa posible con respecto a todos los instrumentos de propaganda sistémica existentes (guardería, educación pre-escolar, televisión, determinados lugares, determinados niños y familias, etc.) La educación pre-escolar del niño la deben asumir los propios padres. Es admisible el suministro de contenidos televisivos limpios (en España, por ejemplo, series de dibujos animados anteriores a 1984), pero sin que la televisión ocupe nunca un lugar destacado en el entretenimiento y aprendizaje del niño.

    - Llega un momento en el que el estado coacciona a todo padre para que lleve a sus hijos al sistema escolar (la mayoría de padres los llevan gustosos, porque son unos irresponsables felices de que les cuiden "gratis" a los niños y no se preocupan de lo que puedan aprender allí). El padre disidente tiene que tragar con esa coacción legal o el estado le arrebatará sus hijos. Entonces es cuando este padre, apoyándose en que el niño ha estado seis años sin propaganda sistémica (con lo que lleva mucha ventaja a otros niños que con seis años ya están bastante programados) debe hacer esa labor de revisión y cuestionamiento permanente de todo lo que le enseñan en las escuelas (y más tarde en el instituto). Que no todo es malo, pues, a pesar de todo, hay maestros y profesores responsables y decentes que minimizan (y a veces incluso invierten) el daño de los curricula impuestos por los políticos.

    Si nosotros fuéramos más podríamos plantearnos tomar el control de alguna escuela mediante la toma previa del control de la APA y la entrada previa de maestros y profesores afines. Pero hoy eso es imposible.

    - Cuando el niño o pre-adolescente tenga el entendimiento necesario será el momento de enseñarle a descifrar la propaganda presente en cualquier emanación cultural del régimen, como películas o series afines al régimen, o libros de texto. No está mal que alguna vez el padre o la madre visionen con él un capítulo de una serie destructiva, como Física y Química, por ejemplo, y le muestren cómo los creadores de esa serie, que a su vez están a sueldo de unos señores con mucho dinero y poder y completamente desinteresados del bienestar de la gente, inducen a los espectadores a pensar de tal modo y no de otro y las consecuencias nefastas que para ellos mismos tiene el seguir los dictados de semejantes series.

    Como dije antes, esto no garantiza nada, pero nosotros no podemos actuar de otro modo. Si llegamos al punto que señala Soldado Vikingo, Al margen de la dedicación de los padres, el propio joven debe de ser capaz de absorber en la menor medida de lo posible las influencias externas, se puede decir que la educación del niño y adolescente ha tenido éxito.
    ____

    Fidelis

    me queda la opción de hacer como mi padre que no me daba muchos consejos pero lo compensaba con acciones

    Bueno, eso es muy importante. Si educas muy bien a tus hijos pero tú llevas una vida completamente aburguesada, obsesionado con el consumo, los viajes, el qué dirán, etc., al final se quedarán con lo segundo, que es una educación práctica pero perversa.

    he leído el libro que haces referencia, el de educación para la progenie, pero es más bien un manual encaminado a las mujeres

    Así es, pero es que las mujeres también necesitan mucha educación. De todas formas, es aconsejable el libro para todos.

    ResponderEliminar
  11. Efectivamente, cuanto más pequeño es un niño, más le afecta la propaganda y el adoctrinamiento, así como la influencia del medio social.

    Yendo a un ejemplo que siempre me ha irritado mucho, el de los separatistas, que siempre han puesto mucho empeño en escolarizar a los niños solamente en el idioma local, para que sienta al idioma local como idioma madre y al español como idioma extranjero, y así inducir el sentimiento separatista. ¿Por qué los franceses son franceses o los alemanes son alemanes? Porque desde pequeños han vivido en un ambiente francés o alemán. Si a un niño le rodeas desde bien pronto de propaganda diciéndole que es catalán y no español, se sentirá catalán y no español para toda la vida. De ahí la batalla actual que hay en Cataluña con el asunto del idioma.

    Por lo tanto, de alguna manera mantener a los niños en los primeros años libres de influencias perniciosas es como conseguir que un arbolito inicie el crecimiento derecho y no torcido. No es garantía de que no se tuerza luego, pero sí va bien encaminado habiendo evitado que se tuerza al principio que eso sí sería grave.

    ResponderEliminar
  12. Ejemplo de pérdida de identidad. Por suerte la gente se ríe de ellos....pero fijaos en el discurso de fondo de la canción. Eso no es ya tan gracioso.... http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=waRKR8IvO8Q

    ResponderEliminar
  13. http://www.youtube.com/watch?v=Y4MnpzG5Sqc

    El nuevo video que ha sido viral desde hace una semana.

    ResponderEliminar
  14. Coincido con A.J. en su relación de causas de la baja natalidad.

    Benjamín, el asunto que nos ocupa en este artículo es la educación de los niños blancos. En línea con el texto presentado ("sin la debida formación las futuras generaciones europeas estarán destinadas a una progresiva decadencia y a la mezcla con la cada vez más numerosa inmigración que invade el continente europeo), necesitamos educar lo mejor posible a los niños de Europa, en un entorno educativo francamente hostil.

    Me parece muy apropiado el ejemplo de los separatistas catalanes puesto por Qbit, esos mismos separatistas que pasarán a la historia como aquellos que propiciaron la conversión de aquella región en un territorio islámico.

    ResponderEliminar
  15. Benjamin, yo creo que lo que genera la baja natalidad desde un punto de vista de mentalidad general en una sociedad monoracial o multiracial es el individualismo liberal y materialista potenciado por el actual capitalismo y el consumismo, el aderezo lo ponen las ideas marxistas culturales, la aspiración al bienestar burgués , cierto malthusianismo latente y el miedo a la superpoblación.



    Que EE UU se vaya al guano no me importaria, el problema es que su sucesor sería China y eso no me tranquiliza.



    Relmente la labor de educar a un hijo siempre ha sido dura pero ahora -si lo quieres hacer en contra del "establishiment" imperante -es aún más complicado.


    A lo dicho poco se puede añadir, hay que intentarlo y jugarsela porque realmente en la adolescencia es donde un hijo se puede echar a perder, lógicamente si tiene unos buenos pilares educativos la probabilidad baja.

    Hoy en día solo hay dos tipos de padres mayoritariamente, los que educan a sus hijos como borregos neuróticos asalvajados y los que les educan en la competitividad y el individualismo materialista para ser el trepa número 1, la educación bajo preceptos religiosos(católicos) en casa a penas se reduce a gente del opus dei y poco más.


    Las mujeres musulmanas hoy en día son prácticamente las únicas que ejercen una maternidad totalmente dedicada, además a los suyos les intentan alejar lo más posible del degenerado ambiente imperante. Me molesta admitirlo pero su retraso teocrático en este punto les fortalece como sociedad paralela.

    ResponderEliminar
  16. Acabo de leer varias entradas de este blog, y estoy encantado. Ya me pasaré más por aquí.

    Un saludo a nuestro estilo.

    ResponderEliminar
  17. Luispihormiguero

    Bienvenido, estás en tu casa.
    A nuestro estilo, eso es.

    ResponderEliminar
  18. y por que no educa a los niños el padre ario y fuerte? si tan superior se cree, puede añadir eso a su agenda. ÉL sólo ha metido la polla. ELLA lo ha tenido dentro 9 meses y encima lo ha parido.

    ResponderEliminar
  19. Nos dice Estrelles: "y por que no educa a los niños el padre ario y fuerte? si tan superior se cree, puede añadir eso a su agenda."

    Creo que todos los que concordamos con las tesis defendidas en este blog tenemos claro que en la educación de la prole es necesario contar con un padre y una madre si se quiere disponer de un hogar sano y completo. Con ambos progenitores como responsables de dicha educación.

    Se podrá argumentar que es mejor para criar a unos niños una familia monoparental o una pareja homosexual que un matrimonio heterosexual de maltratadores. Pero esa afirmación está fuera de lugar, pues se va a los extremos (¿es que no es posible que haya una pareja de lesbianas maltratadoras?). Si partimos de la idea de que los padres deben ser siempre personas adecuadas, amorosas y responsables en la crianza, creo que el hogar formado por una pareja heterosexual es más saludable y completo que otras formas de emparejamiento. Con su elemento femenino y masculino presentes en el desarrollo del infante.

    -"ÉL sólo ha metido la polla. ELLA lo ha tenido dentro 9 meses y encima lo ha parido."- Pero es que el sexo es algo muy serio, es algo que tiene consecuencias. No sólo en forma de enfermedades o embarazos, sino en la existencia de una nueva vida, con la que los progenitores han adquirido una serie de compromisos y responsabilidades.
    Desde la TV -con series absolutamente repugnantes- se ha vendido a los adolescentes la idea de una sexualidad puramente lúdica, sin consecuencias ni efectos posteriores. No es algo tan simple como lo quiere presentar estrelles, lo realmente importante de la maternidad y la paternidad viene después del alumbramiento.

    Por ese motivo, no me vale el manido eslogan feminista de "Nosotras parimos, nosotras decidimos". Como padre considero que tengo unas obligaciones y deberes, pero también unos derechos, pues los unos son inseparables de los otros. Y espero que quienes coréan el lema mencionado no sean tan cínicos y caraduras de pretender arrebatarme mis derechos en este asunto (o reducirlos tanto como sea posible), pero luego mantener mis deberes.

    El sexo, la concepción y la crianza de hijos es algo muy serio e importante. Cosa que esta sociedad nuestra de adolescentes irresponsables de 10 a 90 años, ha acabado por olvidar.

    ResponderEliminar
  20. La tal estrelles(desde luego se le ve estrellada) me parece que porta un odio y rencor atávico a algún machito poco considerado...

    Estrellada, la educación de los hijos debe ser complementaria y compartida por el hombre y la mujer, que esto no suceda en bastantes ocasiones no significa que tenga por qué seguir así.

    El nexo hijo-madre sin duda es más fuerte(en el mundo animal tambien lo es) que el hijo-padre, pero eso no significa que el padre se deba desentender.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.