lunes, 31 de octubre de 2011

De las tarántulas

    
«¡Mira, ésa es la caverna de la tarántula! ¿Quieres verla a ella misma? Aquí cuelga su tela; tócala, para que tiemble.

Ahí viene dócilmente: ¡bienvenida, tarántula! Negro se asienta sobre tu espalda tu triángulo y emblema; y yo conozco también lo que se asienta en tu alma.

Venganza se asienta en tu alma: allí donde tú muerdes, se forma una costra negra; ¡con la venganza produce tu veneno vértigos al alma!

Así os hablo en parábola a vosotros los que causáis vértigos a las almas, ¡vosotros los predicadores de la igualdad! ¡Tarántulas sois vosotros para mí, y vengativos escondidos!

Pero yo voy a sacar a luz vuestros escondrijos: por eso me río en vuestra cara con mi carcajada de la altura.

Por eso desgarro vuestra tela, para que vuestra rabia os induzca a salir de vuestras cavernas de mentiras, y vuestra venganza destaque detrás de vuestra palabra “justicia”.

Pues que el hombre sea redimido de la venganza: ése es para mí el puente hacia la suprema esperanza y un arco iris después de prolongadas tempestades.

Mas cosa distinta es, sin duda, lo que las tarántulas quieren. “Llámese para nosotras justicia precisamente esto, que el mundo se llene de las tempestades de nuestra venganza” – así hablan ellas entre sí.

“Venganza queremos ejercer, y burla de todos los que no son iguales a nosotros” – esto se juran a sí mismos los corazones de tarántulas.

“Y voluntad de igualdad – éste debe llegar a ser en adelante el nombre de la virtud; ¡y contra todo lo que tiene poder queremos nosotros elevar nuestros gritos!”

Vosotros predicadores de la igualdad, la demencia tiránica de la impotencia es lo que en vosotros reclama a gritos “igualdad”: ¡vuestras más secretas ansias tiránicas se disfrazan, pues, con palabras de virtud!
 
Presunción amargada, envidia reprimida, tal vez presunción y envidia de vuestros padres: de vosotros brota eso en forma de llama y de demencia de la venganza.

Lo que el padre calló, eso habla en el hijo; y a menudo he encontrado que el hijo era el desvelado secreto del padre.

A los entusiastas se asemejan: pero no es el corazón lo que los entusiasma, - sino la venganza. Y cuando se vuelven sutiles y fríos, no es el espíritu, sino la envidia lo que los hace sutiles y fríos.

Sus celos los conducen también a los senderos de los pensadores; y éste es el signo característico de sus celos – van siempre demasiado lejos: hasta el punto de que su cansancio tiene finalmente que echarse a dormir incluso sobre nieve.

En cada una de sus quejas resuena la venganza, en cada uno de sus elogios hay un agravio; y ser jueces les parece la bienaventuranza.

Mas yo os aconsejo así a vosotros, amigos míos: ¡desconfiad de todos aquellos en quienes es poderosa la tendencia a imponer castigos!

Ése es pueblo de índole y origen malos; desde sus rostros miran el verdugo y el sabueso.

¡Desconfiad de todos aquellos que hablan mucho de su justicia! En verdad, a sus almas no es miel únicamente lo que les falta.

    
Y si se llaman a sí mismos “los buenos y justos”, no olvidéis que a ellos, para ser fariseos, no les falta nada más que – ¡poder!

Amigos míos, no quiero que se me mezcle y confunda con otros.

Hay quienes predican mi doctrina acerca de la vida: y a la vez son predicadores de la igualdad, y tarántulas».
   
    
Así habló Zaratustra. Friedrich Nietzsche. Alianza, Madrid, 2005, págs. 155-157.

8 comentarios:

  1. Grande Nietzsche.

    Sinceramente he leído muy poquito de Nietzsche, pero buena arenga esta para los "predicadores de la igualdad".

    ResponderEliminar
  2. Leí, ahora no recuerdo dónde, que las tarántulas era, además del significado general (todos los progres, igualitaristas, modernistas etc.) una referencia a los masones (personajes en las que todos esos adjetivos caben) destacando esa mención que hace al triángulo y al emblema.

    ResponderEliminar
  3. Todo un detalle no haber colocado al cristianismo al lado del marxismo y del anarquismo.
    Ciertamente, debemos desconfiar de todos aquellos que vengan vendiéndonos una "maravillosa" igualdad... tan sólo aspiran a estar por encima aprovechándose de que les podamos creer.

    ResponderEliminar
  4. No me fijé en ese detalle, Obstacle, bastante interesante.

    Por lo demás, Serk, no le vendría mal al movimiento una buena pasada por la filosofía de Nietzche.

    __

    Sí, el tema SV, es que tras el igualitarismo en no pocas ocasiones no hay más que un resentido. Por eso "ser jueces les parece la bienaventuranza". Les permite dar rienda suelta a su ansia irrefrenable de castigar.

    Este fragmento en sí mismo es una excelente caracterización del progre actual.

    ResponderEliminar
  5. Obstacle, al leer lo del triangulo he pensado lo mismo,se refiere a la masoneria que en esa época estaba en plena expansión.

    Los liberal -progres(gente que se dice de derechas solo en lo económico) tienen claras tendencias masonas aunque muchos no lo sepan, de todas maneras la masoneria como tal creo que ya no es lo que era.

    ResponderEliminar
  6. A la mierda esas disque diferencias! yo soy antropólogo y puedo decirles que no hay razas superiores! Que el color de la piel equivale a O.00000000013 de la diferencia genética entre seres humanos! No hay razas! Hay algo que se llama biotipo que es resultado directo de un ecosistema determinado...

    Ahora bien, el gran y bello Nietzsche no habla aquí de razas, es una indirecta para todos esos imbéciles mal intencionados de los socialistas que en poco se diferencian de los Fascistas! son lo mismo! n.n

    Vivan y dejen vivir!

    ResponderEliminar
  7. Otra cosa que hay que aclarar! el anarquismo no quiere la igualdad! Quiere la equidad que es muuuuuuuuuuuuuuuy diferente a la estúpida igualdad! n.n

    Basta ya de racismo! : P

    ResponderEliminar
  8. El Antropologo tiene toda la Razón, ¡Coño! ¡El si sabe!

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.