martes, 3 de mayo de 2011

[REPOSICIÓN] Intervenir en la información. Acerca de las “recomendaciones” a periodistas y medios de comunicación en el tratamiento de la información sobre inmigrantes e inmigración por parte de organismos estatales, asociaciones profesionales y grupos de presión inmigracionistas

Los organismos estatales, las asociaciones profesionales y los grupos de presión situados en una postura inmigracionista son conscientes de que el debate público y popular sobre la inmigración y los inmigrantes está en gran parte condicionado por el tratamiento informativo que el problema recibe. Estas fuerzas han percibido con claridad la importancia de intervenir en el discurso mediático acerca de la inmigración para facilitar la llegada de aún más inmigrantes, trastocando y transformando de una vez y para siempre la faz de España y de Europa, tal y como sus amos mundialistas, financieros plutócratas y traficantes de la Bolsa desean. Sabedores de que vivimos en una sociedad mediática, donde el discurso de los medios puede tener más fuerza de convicción que la experiencia personal, y donde grandes porciones de la realidad del individuo se experimentan sólo simbólicamente y a través de los medios, se han propuesto intervenir a conciencia en este discurso para modificar la percepción de la realidad que tienen las personas y hacernos pensar “correctamente”.

Hay muchas formas de intervenir en los medios de comunicación. Pero el que estos organismos estatales y privados (subvencionadas por el poder público) intervengan de una manera coactiva en los medios tiene una apariencia cuando menos problemática. Sobre todo en una democracia formal, con una carta constituyente donde explícitamente se garantiza la libertad de información, de expresión y de prensa. Por ello, los citados agentes interventores lo hacen bajo la fórmula de la edición y promoción de recomendaciones, guías y manuales de estilo destinados a los medios. El no seguir estas recomendaciones tendrá algunas sanciones informales, como veremos más adelante.

La ideología presente en estos documentos destinados a los medios es la esperada teniendo en cuenta su origen. La inmigración se contempla siempre como positiva, habiendo que asumirla, e incluso fomentarla. La legislación de las naciones europeas se considera como un obstáculo legal a la inmigración que debería ir modificándose en el  sentido de una mayor permisividad (1). La bondad y la necesidad de una sociedad multicultural o intercultural, según los casos, se da por descontada, apareciendo siempre el modelo posible de sociedad para un estado (homogeneidad étnica, asimilacionismo, multiculturalismo o interculturalismo) como una cuestión decidida por las élites y sobre la que la ciudadanía, el pueblo, no tendría derecho a elegir.

El discurso periodístico, según estos interventores, debe ceñirse a estos parámetros ideológicos. Para ello no dudan en proponer una serie de prácticas y rutinas profesionales en los periodistas que posibiliten dar una información seleccionada, filtrada, sesgada y tendencialmente positiva acerca de los inmigrantes y la inmigración.

Esto se hace teniendo en cuenta dos elementos principales. Por un lado, interviniendo en la agenda-setting, es decir en la serie de temas concretos que tendrán cabida en los medios. El objetivo es claro: según la citada y suficientemente contrastada teoría del establecimiento de la agenda, los temas que se incluyen en los medios van a ser los temas que están presentes en el  público. Fijando la agenda los medios dirán al público sobre qué pensar. Puede ocurrir entonces, y de hecho sabemos que ocurre, que la gente se preocupe de nimiedades y deje en un segundo plano lo realmente importante, librando esto último del escrutinio público, incrementando aún más el campo de actuación de las élites. En un segundo nivel, y sin salir de la fijación de la agenda, los medios, al informar de determinados aspectos de un hecho en cuestión y no hacerlo de otros, establecen también qué pensar acerca del hecho. Intervenir en la fijación de esta agenda, tanto en el primer nivel señalado como en el segundo, es muy importante para controlar el pensamiento del pueblo y organismos estatales y lobbies inmigracionistas lo saben.

El segundo elemento que se tiene en cuenta al intervenir en los medios es el de los denominados news frames o marcos noticiosos. Este concepto hace referencia al enfoque concreto que adquiere la noticia sobre un hecho determinado en función del marco textual que la envuelve. La consecuencia de un determinado marco noticioso es que una determinada interpretación de un hecho (aquella que promueve este marco noticioso concreto) y no otra será la privilegiada. También el control sobre esta variable está presente en las recomendaciones propuestas por los organismos estatales y lobbies pro-inmigración.

Y a partir de estos fundamentos, las estrategias de intervención en los medios propuestas por estas recomendaciones, guías y manuales de estilo son de una variedad asombrosa. Además, suelen ir dirigidas tanto a periodistas y otros profesionales de los medios, como a las propias empresas mediáticas, a instituciones públicas y a los formadores de periodistas. El campo que tratan de cubrir es amplio y no dejan nada al azar. A veces estas propuestas, en un intento claro de modificar la agenta-setting de acuerdo con una línea ideológica inmigracionista, se orientan hacia el ocultamiento de la verdad (2) y a la elaboración de un tendencioso discurso eufemístico (3).

Se pide repetidamente a medios y periodistas que oculten la nacionalidad del delincuente para, según dicen, no crear un prejuicio contra inmigrantes. Pero el hecho cierto es que si no se atribuye la nacionalidad al delincuente, se está, estadísticamente, culpando al nativo. Si la población autóctona es, por ejemplo, del 88% y la inmigrante del 12% y, ante un delito no se incluye información sobre la nacionalidad del autor, a un observador desconocedor de la realidad del país le sería legítimo atribuir el 88% de los delitos a los nativos y el 12% a los inmigrantes. La realidad es bien distinta, como cualquier informe serio sobre la cuestión pone de relieve. De modo que no incluir deliberadamente la nacionalidad del inmigrante delincuente supone, estadísticamente, criminalizar al nativo. Luego todo esto implica una discriminación negativa contra el nativo, un acto de racismo anti-español, perpetrado por recomendación de ciertos organismos estatales y por ciertos lobbies inmigracionistas. A un nivel general, no son los medios los que etnifican el delito, ya que realmente el delito ya está etnificado, tanto cuantitativamente (mayor propensión general de la inmigración hacia la delincuencia), como cualitativamente (aparición de nuevos delitos traídos y practicados casi exclusivamente por los inmigrantes).

A fin de cuentas, el entramado inmigracionista trata de poner en suspenso la regla básica del periodismo de averiguar e informar acerca del qué, quién, cómo, dónde, cuándo y por qué. Para cualquiera que crea en la libertad de prensa y de información será inaceptable que este filtro ideológico promocionado por los lobbies inmigracionistas se lleve a cabo, hurtando así al pueblo soberano el derecho a una información veraz. Es necesario tomar conciencia de la verdadera catadura moral de los grupos de presión inmigracionistas.

Y, sin embargo, cuando a este entramado le interesa resaltar algo sí que saben hacerlo (4).

Otra estrategia, ciertamente grosera, pues se ve claramente lo que implica a pesar de la utilización de un término deliberadamente engañoso, es la promoción de la denominada autorregulación. Es, ni más ni menos, una manera de denominar a la autocensura que ciertos organismos estatales, asociaciones profesionales y lobbies inmigracionistas pretenden que apliquen los medios de comunicación. En muchos documentos de estas entidades está presente esta recomendación (5).
Uno de los instrumentos más conocidos de avasallamiento de la población nativa, la llamada discriminación positiva, toma aquí el carácter de una estrategia más de control de la información y de los medios. Discriminación positiva que puede referirse aquí a la composición de las plantillas de los medios (6), discriminando negativamente de esta manera al profesional nativo, ya antes castigado sobradamente con la conocida precariedad laboral existente en la profesión, o al establecimiento de cauces y canales de relación para los inmigrantes con los medios, cauces de los que carecen los nativos (7).
Las recomendaciones también dan constantes instrucciones acerca de la necesidad de insistir en la idea de multiculturalidad (y en menor grado de interculturalidad) como necesaria y positiva (8). Estamos ante una estrategia tendente a normalizar (9) la ausencia de homogeneidad étnica en nuestras sociedades, producto sobre todo de la inmigración extraeuropea masiva y reciente. Y esto mediante la conocida falacia del argumentum ad nauseam, según la cual, la repetición continua de una proposición, independiente de su verdad, genera credibilidad. También se trata, mediante esta estrategia, de que la población autóctona abandone toda esperanza acerca de un presente y un futuro diferentes y asuma como natural e inevitable una fraccionada sociedad multicultural. Además, las ideas de multiculturalidad o de interculturalidad, se convierten en este discurso inmigracionista en excluyentes y omniabarcantes, en cuanto nada puede haber fuera de ellas excepto el racismo, en una enunciación que puede detectarse en casi todos los documentos emanados del entramado inmigracionista, pero que en algunos adquiere una claridad expositiva total (10). Esto es una declaración claramente totalitaria (o conmigo o contra mí). Porque apreciar la diversidad de culturas y tradiciones no es incompatible con el deseo de conservar la propia cultura y la propia tradición, amenazada por la presencia masiva en el propio territorio de inmigrantes absolutamente ajenos a esa cultura y tradición autóctona. El deseo de preservar la propia identidad por parte de un pueblo no es racismo, como los grupos de presión inmigracionistas pretenden, en un intento antidemocrático de expulsar del debate público las posiciones que no les son propias. Cierto grado de etnocentrismo es algo natural, compartido por todos los pueblos y culturas y nunca motivo de inculpación.

El mestizaje es una arma de destrucción masiva de pueblos y tradiciones y la interculturalidad es una igualación por lo bajo. El multiculturalismo es una ocupación abusiva del espacio propio por los recién llegados. No es racista valorar la propia cultura, ni esto último es incompatible con valorar la diversidad natural de la especie humana y desear su conservación. Precisamente, valorar la diversidad humana implica valorar a cada una de sus culturas en sus espacios, arraigadas en su tierra y no en situación de inmigración, empobrecedora tanto para autóctonos, como para inmigrantes. Se ha investigado ya mucho sobre las consecuencias del desarraigo para obviar este aspecto.

Como se ha ido viendo, los grupos de presión inmigracionistas y las entidades estatales o profesionales que promueven también esta política, están decididos a hacer a los medios constructores activos de una sociedad multicultural o intercultural (11). El precio a pagar por esta servidumbre a la inmigración será la conculcación de la libertad de prensa, la libertad de información y la de expresión. Pero eso no debería importarle a aquellos a los que hemos visto promover el totalitarismo (o conmigo o contra mí). De hecho, ¿qué se propone desde la ideología inmigracionista para los medios díscolos que no se avengan a seguir sus recomendaciones? Coacción, no podíamos esperar otra cosa de estos enemigos de la libertad y del pueblo (12).

El objetivo de construcción, como sea, de una sociedad multicultural es el elemento al que se subordina cualquier otra consideración sobre periodismo o información por parte del entramado pro-inmigratorio (13). No dudan para ello en utilizar la coartada de la responsabilidad social de los medios (14). En este sentido, y contra esta postura que socava derechos y libertades, hay que afirmar categóricamente que la más importante responsabilidad social que tiene cualquier medio de comunicación es proporcionar una información veraz, incluso en el caso de que no convenga a los grupos de presión inmigracionistas.

Comentamos arriba la importancia otorgada por los grupos de presión inmigracionistas al control del marco noticioso o new frame, como modo de privilegiar determinadas interpretaciones ante el mismo hecho convertido en noticia. Las propuestas hechas a los medios no se limitan ya a las de elaboración de noticias sesgadas y autocensuradas en beneficio de los inmigrantes y en perjuicio de la población nativa, sino también a otros modos más intrincados de promover la ideología favorable a la inmigración masiva. Y así plantean la emisión de programas de entretenimiento y documentales que incidan en lo emotivo y en algún posible aspecto favorable de los inmigrantes. Promocionando este tipo de programas lo que se promociona realmente es la invisibilización de los problemas que acarrea la inmigración masiva (15).
   
Como conclusión puede decirse que este tipo de documentos (guías, recomendaciones, manuales de estilo) generados por organismos estatales, asociaciones profesionales y grupos de presión inmigracionistas no son sino una vuelta de tuerca más a una información y opinión mediática ya masivamente manipulada en beneficio de la inmigración, de los inmigrantes, de todos los poderes económicos que se benefician con la inmigración masiva, entre ellos los empresarios que se lucran contratando inmigrantes, y de la ideología del multiculturalismo. Suponen una contribución más en el camino de la  importante y nefasta intervención propagandística general para el control, por parte del poder, del pensamiento popular.

____
(1) Esta consideración llega al extremo, en algún caso, de ignorar o despreciar la legalidad. En las  Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración, disponible aquí, se propone: “abordar la inmigración como tema y no como problema, sin regir las circunstancias problemáticas, pero asumiendo la normalidad de la circulación internacional de las personas”.

(2) Por ejemplo, en la Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, editada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, se pide en la página 32 y en relación a la delincuencia inmigrante: “elaborar los perfiles de los supuestos sospechosos, con independencia del origen, ya que no es éste un dato relevante en relación al propio hecho noticioso”. Esto es falso, pues en muchos casos el origen del delincuente sí está directamente relacionado con el delito cometido. Con el cumplimiento de esta petición las situaciones informativamente absurdas están servidas. Por ejemplo, en las noticias sobre las tournantes o violaciones colectivas, que son específicas de inmigrantes, especialmente africanos, en bien de la corrección política debería ocultarse ese hecho y el origen de los violadores ya que, según los ideólogos de la multiculturalidad, este dato explicativo, la raza de los violadores, no es un dato relevante en relación al hecho noticioso. Estos absurdos se podrían multiplicar con todo un catálogo de delitos en los que algunas nacionalidades de inmigrantes han desarrollado una auténtica especialización. Además, la gente debe conocer la verdad, ¿no era ese un principio básico del funcionamiento democrático?

En esta línea están las propuestas contenidas en el citado documento del polémico Consejo Audiovisual de Cataluña, Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración. Aquí leemos que “la enfatización de las referencias a cuestiones como el origen o el color de la piel de los protagonistas de algunas noticias a menudo no añade información relevante al relato, no es estrictamente necesaria para la comprensión del hecho y, en cambio, actúa como refuerzo de prejuicios y como clave implícita de interpretación de intención negativa o condenatoria. Conviene administrar con criterio responsable, ponderado y crítico este tipo de referencias a fin de servir estrictamente a las exigencias de una información detallada, precisa y completa”. Una información detallada, precisa y completa… ¡donde se omiten datos que son imprescindibles para la comprensión de la información! ¿Podría haber mayor cinismo que el que encontramos aquí?

Abundando en esto, encontramos en el Manual de estilo sobre minorías étnicas del Colegio de Periodistas de Cataluña que “no hay que incluir el grupo étnico, el color de la piel, el país de origen, la religión o la cultura si no es estrictamente necesario para la comprensión global de la noticia” o que “hay que potenciar la búsqueda de noticias positivas”.

Por último, tenemos el tríptico La inmigración comunica, elaborado por el grupo de presión inmigracionista Andalucía Acoge y financiado por la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, que se puede descargar aquí, y donde se dice en el apartado Propuestas: “es importante no designar por la nacionalidad a los responsables de un delito, ya que la carga negativa que contiene el acto puede extrapolarse al conjunto de los inmigrantes de dicha nacionalidad”. Un poco más abajo se explica también que “es importante dar a conocer los aspectos positivos de la inmigración, iniciativas solidarias de las experiencias de convivencia y los aportes de los inmigrantes al progreso económico, demográfico y humano de la sociedad. De este modo, contribuiremos a transmitir una imagen más real del fenómeno migratorio”. Es decir, que según este lobby cuya propaganda se financia con los impuestos de todos los españoles, ocultar,  por parte de los medios de comunicación, la cara negativa de la inmigración y de los inmigrantes y dar a conocer el aspecto positivo que la inmigración pueda tener contribuye a dar una imagen más real de la inmigración. De modo que, según Andalucía Acoge, en el primer caso no sería lícito generalizar pero en el segundo sí. Haciendo un paralelismo sobre lo que propone este grupo de presión, ocultar las consecuencias negativas de la energía nuclear y dar publicidad a las consecuencias positivas servirá para que los medios transmitan una imagen más real de la energía nuclear. Y así con todo, claro. La libertad de prensa, la libertad de información y la propia realidad sacrificada en beneficio de la inmigración y de los inmigrantes y de los que se benefician de todo esto (mafias que facilitan la entrada masiva de inmigrantes, grupos de presión inmigracionistas, como Andalucía Acoge, empresarios contratantes de mano de obra inmigrante, sindicatos sistémicos y partidos políticos de izquierda que van perdiendo definitivamente el apoyo de la clase obrera nativa europea y tratan de buscar un sustituto, resentidos sociales en general, etc.) De todas formas, son ellos los primeros que generalizan ya en su nomenclatura. Andalucía Acoge se hacen llamar, como si todos los andaluces estuvieran de acuerdo en “acoger”. Por otro lado, creo que ni ellos “acogen”, pues ¿acogen los oenegetas de Andalucía Acoge a los inmigrantes en sus casas? Eso sería acoger y, que yo sepa, estos no acogen (su supuesta solidaridad y humanitarismo no lo practican con sus bienes, sí con los ajenos) sino que se dedican a desviar recursos que debieran ir a españoles necesitados, hacia los inmigrantes.

(3) En la ya citada Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, página 31, se dice expresamente: “hay que evitar palabras cuyo campo semántico se relaciona con la negatividad: avalanchas, invasiones, interceptar, ilegales, sin papeles, mafias, corrupción…” Y esto aunque sea verdad que existen mafias y que trafican con inmigrantes facilitando su llegada a España.

En el mismo sentido se orientan las propuestas contenidas en el mencionado documento del Consejo Audiovisual de Cataluña. Aquí se dice que “no puede incorporarse como rutina el uso de términos o expresiones como ilegal, indocumentado o sin papeles para definir o calificar a personas en una situación administrativa no regularizada”. Y esto aunque efectivamente se encuentren indocumentados o no tenga papeles que justifiquen su estancia legal en el país. ¿Por qué se aboga aquí por dejar en suspenso la ley en el discurso mediático?, ¿es un acto de discriminación positiva lo que están proponiendo desde el CAC?

(4) En el Manual de estilo periodístico propuesto por la Coordinadora de ONGs de Euskadi de apoyo a inmigrantes se afirma que:el uso del género gramatical masculino para referirse a grupos mixtos, invisibiliza a las mujeres y sus aportaciones en los diferentes ámbitos de vida, simplificando y, en muchos casos, deformando la realidad. Es necesario transformar el modo de hablar y de escribir para visibilizar, respetar y reconocer lo que tanto las mujeres como los hombres que integran el colectivo de personas extranjeras que residen en nuestra Comunidad aportan, y han aportado, a nuestra sociedad. Para ello, se ha de utilizar un lenguaje que no discrimine a las personas en función del sexo.” Para ello no dudan en adulterar el lenguaje, cayendo directamente en la incorrección, confundiendo el género gramatical con aquello que los ideólogos de la ideología de género llaman género y aquello que los no sometidos a semejante ideología llamamos sexo.
    
(5) Así, en las ya citadas Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración, se dice con asombroso desparpajo: “se han celebrado encuentros y debates, se han elaborado estudios, se han formulado propuestas y se han iniciado experiencias de autorregulación. Los hemos tomado todos como referencia”. Está claro, ¿no? Por si fuera poco, un poco más abajo: “los medios deben fomentar la autorregulación y la creación de instancias o mecanismos que velen por la calidad del tratamiento informativo de los temas relacionados con la inmigración”. Bastante rostro hay que tener para equiparar autorregulación (autocensura) con calidad del tratamiento informativo. Estos son los mismos que en el mismo documento sí que muestran gran preocupación por la libertad de expresión de los inmigrantes: “es preciso garantizar especialmente también a las personas y colectivos inmigrantes su derecho a la libertad de expresión”. Y mientras, desde esta misma instancia, paradójicamente (una paradoja aparente cuando se conoce qué traman) se promueve la autocensura en medios y periodistas.

En el documento de la Federación Internacional de Periodistas (IFJ) titulado Recomendaciones de la Federación Internacional de Periodistas sobre el Informe del Día Europeo del Observatorio de los Medios realizado por OL/MCM se llega incluso a describir cómo han de ser los organismos encargados de la autorregulación, previéndose además la participación de los propios inmigrantes: “los cuerpos autorreguladores independientes, deben ser representativos, inclusivos y reflejar la composición étnica de la sociedad”.

Por último, en la ya nombrada Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, se recoge explícitamente la necesidad de la autorregulación al informar de la inmigración. En su página 19 consta esta recomendación: “aplicar la autorregulación sobre el fenómeno migratorio”.

(6) En las Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración, se recoge esta recomendación: “la composición de las plantillas, sin conculcar procedimientos de selección por mérito, idoneidad y oportunidad, debería tener en cuenta la diversidad y la pluralidad socialmente existentes”. La propuesta del inefable CAC no está exenta de cinismo. Si se aplica la discriminación positiva en beneficio del profesional inmigrante se estará discriminando negativamente al profesional español. Si ante un profesional nativo y otro inmigrante igualmente meritorios, idóneos y oportunos se escoge al inmigrante por ser inmigrante, puede afirmarse, sin ningún género de dudas, que el profesional nativo ha sido víctima de la discriminación positiva. Si hay discriminación positiva para alguien, que no se dude de que otro sufrirá la correspondiente discriminación negativa.

El Manual de estilo sobre minorías étnicas del Colegio de Periodistas de Cataluña, hace la misma recomendación, pero además se sincera, explica su utilidad: “otro nivel de actuación sería la aparición, en informativos de televisión, radio y en los diarios, revistas y en cualquier producto informativo, de periodistas y presentadores de diversas minorías étnicas; hecho que produce un notable efecto normalizador.” Lo dice claro: el objetivo es normalizar una situación. Normalizar es regularizar o poner en orden lo que no lo estaba o hacer que algo se estabilice en la normalidad. ¿Está clara la intención al recomendar contratar periodistas inmigrantes? Se trata de transformar los medios en el sentido de que funcionen como constructores activos de un consenso que permita poner en marcha una sociedad multicultural, ante unos nativos en repliegue.

Igualmente, en las Recomendaciones de la Federación Internacional de Periodistas sobre el Informe del Día Europeo del Observatorio de los Medios realizado por OL/MCM se recoge la misma idea: “en conclusión, se destaca la necesidad de políticas de contratación de minorías como profesionales de los medios y políticas de sensibilización, inclusión y preparación de los periodistas acerca de los derechos de las minorías.”

(7) De nuevo, las siempre ricas en contenidos Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración: “finalmente, el Consejo del Audiovisual de Cataluña considera que resultaría de utilidad la celebración periódica de sesiones de trabajo entre las organizaciones representativas de las personas en situación de inmigración, las autoridades implicadas, los colectivos y las asociaciones de profesionales de la información, los medios de comunicación y los centros universitarios de formación de comunicadores, para evaluar los discursos informativos predominantes sobre inmigración y elaborar propuestas de mejora de los procedimientos”. ¿Se espera alguna reunión con los castigados y negativamente discriminados nativos, a ver si así mejoramos los procedimientos hacia ellos?

(8) Y así, en la referida Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, página 32, puede leerse una afirmación tan categórica como “los enfoques deben poner el énfasis en el hecho de que la convivencia entre culturas es posible y necesaria”. En las Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración podemos leer: “es necesario introducir en los discursos informativos elementos de reflexión que permitan contemplar la inmigración como un fenómeno común de desplazamiento de población, y no como una amenaza. O bien que permitan ejercicios tan elementales como el de plantear que la condición de persona inmigrada es, por definición, transitoria y que si generalmente se prolonga es por la precariedad de los mecanismos políticos, sociales y culturales de incorporación.” De este modo, alcanzando la cuadratura del círculo de la xenofilia y la auto-culpabilización, descargan sobre la sociedad que recibe la inmigración masiva la responsabilidad sobre los problemas que el desorden migratorio nos trae. En este último documento también se incluye la siguiente proposición: “la utilización de citas textuales u otras expresiones o materiales de carácter racista o discriminador, aunque sean de carácter histórico o erudito, deben estar debidamente marcadas y atribuidas, proporcionando hasta donde sea posible referencias sobre la autoría y sobre el contexto de formulación.” Esto excede con mucho lo que sería una legítima preocupación por la veracidad y exactitud de la información. Porque, si es al contrario, y las citas textuales o expresiones exaltan al inmigrante y promocionan el multiculturalismo o el interculturalismo, no se considera necesario darles atribución y explicar el contexto en el fueron pronunciadas. Establecen así, desde el CAC, lo que es un discurso bueno y uno malo, homologando el bueno a lo que la gente debe pensar, hasta que la gente llegue a creer que estos son sus pensamientos genuinos y no los promocionados por el poder. Profundizando en el documento, vemos como la buena práctica periodística se convierte en una coartada para ingenuos y las “recomendaciones”  van deslizándose hacia la idea de cómo debemos pensar.

(9) Esto se aprecia claramente en el discurso del Manual de estilo periodístico propuesto por la Coordinadora de ONGs de Euskadi de apoyo a inmigrantes: “somos conscientes de que los medios juegan una importante función formativa y educativa en nuestra sociedad; y en este sentido, es necesario que tanto los profesionales como las empresas periodísticas se propongan un esfuerzo normalizador a la hora de tratar las informaciones que tienen como protagonista al colectivo de inmigrantes; por ejemplo, mediante la difusión de los valores positivos de las diferentes culturas que los configuran u obviando estereotipos y términos semánticos que sean susceptibles de perjudicar la valoración social de estas personas.” Esto lo propone una entidad que, por otra parte, ni siquiera puede escribir España en sus documentos, sino estado español.

(10) En las Recomendaciones de la Federación Internacional de Periodistas sobre el Informe del Día Europeo del Observatorio de los Medios realizado por OL/MCM se establece como resultado de su investigación que: “los periodistas han de ser conscientes de que un periodismo que ignora o no aprecia la diversidad de culturas, tradiciones y creencias promueve estereotipos que refuerzan actitudes racistas y la apelación a los extremismos políticos“. Dicho esto cuando precisamente el multiculturalismo y el interculturalismo son instrumentos acelerados de destrucción de la diversidad humana.

(11) Nuevamente, en la Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, página 19, se establecer que hay que “promover la responsabilidad social de los operadores con fines integradores, para evitar la manipulación de cualquier tipo y responder al reto de promover la construcción una sociedad multicultural y tolerante”. ¿Y por qué los medios deberían escoger la opción ideológica de promover una sociedad multicultural, identificada aquí espuriamente con una sociedad tolerante? En una postura en la que se contemple a los medios como servidores de la sociedad, y no de las élites, debería haberse propuesto que los medios den voz a la pluralidad de opiniones acerca del modelo de sociedad que el pueblo posee.

(12) Si los medios no quieren aceptar estas recomendaciones y promover el multiculturalismo, les esperan incluso prácticas infamantes contra ellos. Y así, en la Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, y en la página 19, se exhorta a “establecer claramente el papel y posición de los organismos reguladores (consejos del audiovisual, observatorios de tratamiento mediático) de acuerdo a la ley, e introducir mecanismos, no de sanción pero sí de llamada de atención pública (publicación de infracciones), con el fin de que sean atendidos por las empresas y los profesionales”.  Son, ni más ni menos, que formas de coacción de los multiculturalistas para sortear con éxito las pequeñas garantías que las constituciones de muchos países europeos dan todavía a la libertad de expresión y de información.

(13) Donde más clara aparece esta demanda es en el Manual de estilo sobre minorías étnicas del Colegio de Periodistas de Cataluña donde se da la siguiente consigna: “militancia periodística: hacia una multi-interculturalidad enriquecedora para todos. La potenciación de las informaciones en positivo”.

(14) En las Recomendaciones del Consejo Audiovisual de Cataluña sobre el tratamiento informativo de la inmigración encontramos que: “las empresas públicas y privadas que elaboren información audiovisual, atendiendo a la responsabilidad social que tienen contraída, deben colaborar en las políticas públicas de incorporación de la población inmigrada” o que “conviene potenciar las informaciones positivas que involucren a la población inmigrada sin menoscabo de la verdad o que pueda sugerir la construcción de una realidad enmascarada. Las autoridades, los medios de comunicación y los profesionales tienen el deber de no ocultar la verdad y de servir al derecho a la información, pero también comparten la responsabilidad social de promover la convivencia, en un contexto de libertad, pluralidad y civismo.” Pero no podemos olvidar que potenciar lo positivo por parte de los medios equivale a ocultar lo negativo, tratando de engañar de esta forma a la población. Los grupos de presión inmigracionistas saben que en una sociedad mediática como la que tenemos, lo que la gente ve en los medios puede tener más fuerza que lo que la gente ve en su vida cotidiana. Lo primero no suele parecerse en nada a lo segundo y esto debe imputársele en parte a estos lamentables adalides del control de la información y del pensamiento.

Este discurso promotor de la inmigración y del multiculturalismo continúa en otros documentos de implicados en la tarea de controlar la libertad de prensa y de información en el sentido que comentamos. El Manual de estilo sobre minorías étnicas del Colegio de Periodistas de Cataluña establece que: “la influencia de los medios de comunicación en la visión que la sociedad tiene de la realidad, obliga al profesional de la información a un compromiso más firme en la tarea de reflejar el sentido positivo de la multi-interculturalidad.” ¡Falso! La obligación del periodista y del medio de comunicación es proporcionar información veraz y, en ningún caso, hacerle el juego al entramado pro-inmigratorio, al poder. En el tríptico de Andalucía Acoge, La inmigración comunica, se dice: “es importante denunciar con vigor cualquier hecho de racismo, exclusión o explotación laboral en el ámbito de la inmigración”. Pero, ¿y si el racismo, la exclusión o la explotación tiene por víctimas a la población nativa y por ejecutores a inmigrantes? ¿Es necesario denunciarlo entonces o no?

(15) Como ejemplo de lo dicho tenemos la Guía práctica para los profesionales de los medios de comunicación: tratamiento informativo de la inmigración, donde en su página 19 se propone a los medios “evitar la relación entre inmigración y delincuencia o marginalidad y promover la información en positivo, que muestre a los inmigrantes en contextos diarios de integración. En especial, en los programas de entretenimiento (tertulias, magacines, concursos”. Esto equivale a proponer el suministro de ideología pro-inmigración también, y sobre todo, cabría decir, en aquellos momentos en que se sabe que las precauciones del público respecto a los medios están más relajadas y el efecto ideológico es mayor, es decir en los momentos dedicados al ocio y al entretenimiento mediático. Lo que aparece en la página 31 de esta misma Guía no deja lugar a dudas respecto a las intenciones de los lobbies inmigracionistas: “asumir el papel de los medios como instituciones socializadoras, dentro de esta perspectiva buscar el objetivo de cohesionar la sociedad: asociar la inmigración con lo positivo. Abordar la inmigración como una realidad presente en nuestra sociedad, buscando así su normalización”. Se insiste en lo mismo en la página 34: “representar la diversidad de forma ecuánime y como un elemento ya intrínseco de la cotidianeidad”.

20 comentarios:

  1. Me gusta mucho su sitio. Excelente contenido. Por favor, continúe publicar contenido tan profunda.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches,

    He leído por encima este blog y me han surgido unas dudas que pretendo planter sin animo de ofender a nadie ni de parecer hostil.

    Me parece interesante el enfoque que le dais al tema de las "razas" de la especie humana. Es evidente que no todos somos iguales y que hay diferencias mas allá del color de la piel.

    Pero tengo una duda probablemente debido a mi ignorancia sobre el tema y me gustaría saber si podrías contestarme:

    No veo como se puede integrar a la raza "española" en un grupo que contenga, digamos, a los arios anglosajones de Europa prototipo de la raza blanca.
    Los españoles siempre han sido un pueblo sometido al mestizaje por parte de los invasores por el norte como por el sur y tenemos mucho en común con el resto de países del mediterráneo mas que con los nórdicos.
    Quizás me equivoque pero me da la impresión al caminar por las ciudades de España que sus ciudadanos responden mas a un modelo de raza mas parecido a la norafricana que a los arios del norte. No se si me he explicado bien y reitero que no busco ofender.

    La segunda pregunta es sobre la evolución que siguen las especies y como se aplica a los humanos.
    La teoría Darwinista de la selección natural tiene mucho peso y es considera como una de las mejores planteadas hasta día de hoy. Basándome en ella puedo darme cuenta de que los mejores son los que están mas adaptados a su territorio y los demás tienden a desaparecer sin perpetuar sus genes.
    Ahora bien, ¿con todos los avances técnicos y médicos que ha desarrollado la especie humana no nos hemos salido del ámbito de la selección natural?
    Antes un individuo que se rompía una pierna era prácticamente hombre muerto mientras que ahora no supone ningún problema. Si esto es así y hemos conseguido ganarle terreno a la selección natural por medio de la técnica y la ciencia el problema del mestizaje no quedaría en un segundo plano al no ser una prioridad la adaptación genética al entorno?


    Espero que podáis contestarme y, una vez mas, no quiero ofender a nadie con mis preguntas.

    Atentamete,

    Argos

    ResponderEliminar
  3. (1)

    Hola Argos, leyendo tu comentario es obvio que realizas algunas afirmaciones insostenibles, posiblemente influenciado por la propaganda sistémica.

    "arios anglosajones de Europa prototipo de la raza blanca"

    Es que los anglosajones no son el "prototipo" de la raza blanca, sino una variante mas de la misma. Un español (de raza blanca) con pelo castaño y ojos marrones es tan de raza blanca como un sueco rubio de ojos azules. Deberías reconfigurar tu concepto de "raza blanca"

    Decir que los arios anglosajones y los blancos mediterráneos son dos razas distintas es como decir que los pigmeos y los bosquimanos (mucho mas diferentes entre sí que las poblaciones europeas) no pertenecen a la raza negroide ¿Te has fijado alguna vez en la cantidad de diferencias que hay entre las distintas etnias africanas o entre las poblaciones asiáticas, australoides o amerindias? y no solo en pigmentación, que también, sino en un montón de caracteristicas morfológicas. Pues son subdivisiones que se enmarcan grupalmente en el mismo tronco racial

    "Los españoles siempre han sido un pueblo sometido al mestizaje"

    Esta es una de las frases preferidas de la progresía, naturalmente errónea. Existen cuatro bloques raciales principales (caucasoides, negroides, mongoloides y australoides, mas los amerindios que provienen de una derivación mongoloide) con sus respectivas subdivisiones y arquetipos. Las invasiones peninsulares han estado protagonizadas por pueblos ÉTNICAMENTE EMPARENTADOS (aquí no han venido chinos, ni negros, ni indios, ni aborígenes australianos) provenientes de la cuenca mediterránea y del centro de Europa que fluía con el sustrato étnico mayoritario previamente asentado (celtas e íberos). Por tanto es LITERALMENTE IMPOSIBLE hablar de mestizaje. Para hablar de mestizaje ES NECESARIO QUE SE PRODUZCA ENTRE RAZAS DISTINTAS. Las poblaciones de la cuenca mediterránea del Sur de Europa no son mestizas (y las del norte de África hace un par de milenios tampoco), sino que forman parte de una etnicidad englobada en la raza blanca europoide (sin asiaticos, ni africanos subsaharianos ni indios no pudo haber mestizaje propiamente dicho)

    "tenemos mucho en común con el resto de países del mediterráneo mas que con los nórdicos.
    Quizás me equivoque pero me da la impresión al caminar por las ciudades de España que sus ciudadanos responden mas a un modelo de raza mas parecido a la norafricana que a los arios del norte. No se si me he explicado bien"

    Te has explicado bien, pero el comentario contiene algunos recovecos "raros". Por ejemplo, dices que tenemos mas en común con algunos paises mediterráneos que con los nórdicos.. Hombre, no esperaras que tengamos mas en común con los finlandeses que con los italianos, lógicamente tendremos mas en común con los segundos que con los primeros, lo raro sería lo contrario ¿no? Esto es como si dices que los chinos tienen mas en común con los coreanos que con los indonesios (igualmente de raza asiática mongoloide), perteneciendo los primeros a la misma zona geográfica, con el mismo origen antropológico, historia, etc, pues es que es lo normal

    ResponderEliminar
  4. (2)

    Sin embargo haces una analogía con el actual norte de África en lugar de hacerla con los habitantes del Sur de Francia, italianos, serbios, griegos, etc, que son mediterráneos con los que mas parentesco existe. No sé en qué ciudad vives ni porqué calles paseas, pero si hablas de "españoles étnicos" lógicamente no es lo mismo un barrio "agitanado" o un lugar con una filtración marroquí de la época del sáhara español y no los "de toda la vida", máxime teniendo en cuenta que cualquiera puede hacer distinciones de manera fácil, y puede distinguir perfectamente y la primera a un grupo de cien marroquíes de cien españoles (étnicos, no de carnet regalado en la actualidad), me viene a la cabeza el típico magrebí vendedor ambulante, fácilmente distinguible, sin embargo no es tan facil distinguir a un grupo de italianos del centro y del Sur con los españoles, ejemplo gráfico:

    Italianos: http://racialreality.110mb.com/south.html

    Son italianos, mediterráneos, y por tanto, de raza blanca

    Españoles: http://racialreality.110mb.com/sp_center.html

    Españoles, mediterráneos, y por tanto de raza blanca

    Por supuesto siempre habrá excepciones y personas con divergencias en cuanto a pigmentación, pero el sustrato étnico de base es de raza blanca. es mas, muchas poblaciones del norte de África (Argelia y Marruecos) son muy parecidos al resto de mediterráneos del norte, pero esto se debe a la parte europoide que aún conservan (bereberes, asentamientos romanos, suevos, vandalos, visigodos asentados en el norte de África, poblaciones provenientes de los antiguos cromagñones, etc), aunque esto durante siglos ha ido paulatinamente difuminandose debido a las sucesivas filtraciones subsaharianas (el estrecho de Gibraltar siempre fué un muro infranqueable que impidió el paso de poblaciones africanas), por eso las diferencias étnicas entre españoles y marroquíes fueron haciendose cada vez mayores y en la actualidad son tan evidentes

    Espero haber respondido con esto a los plantemientos de tu primera pregunta, aunque podriamos estendernos mas...

    Respecto a tu segunda pregunta, la cosa es mas compleja de lo que parece, porque ahí ya entran en juego temas sociales, economicos, geopolíticos, etc. Sin olvidar los intereses mundialistas por crear una poblacion agilipollada a nivel mundial, facilmente manipulable que no represente ningun problema para su dominio, creando efectivamente un "selección artifical" de los mas memos o con menor coeficiente intelectual entre el populacho, de ahí la promoción de la disgenesia (dificultando la natalidad entre los mas aptos y fomentando la llegada masiva de población tercermundista, mediante la inmigración masiva, proveniente en su mayoría de los estratos menos virtuosos). Pero la "selección natural" sigue su curso por otra vía (la naturaleza nunca perdona). Esto daría para extenderse mucho mas, pero de momento lo dejo ahí

    ResponderEliminar
  5. Argos, creo que Deporta ha debido de satisfacer más que sobradamente todas tus dudas con respecto a la primera cuestión. Yo sólo añadiré dos ó tres elementos más.

    Suprime en la población que vive en España actualmente a los inmigrantes llegados en los últimos cuarenta años, a los gitanos y a los mestizos de gitanos (los gitanos no son españoles, son inmigrantes del siglo XIV). La población restante, que es la verdaderamente española, es netamente europea, más parecida a la italiana que a la sueca, lógicamente, pero muy distinta de la marroquí. ¿O tú no distingues un moro por la calle?

    Si vamos más al detalle, la población española (españoles de verdad, no de papel) está más cercana a la de las Islas Británicas, Irlanda y Francia que la italiana o que la portuguesa. Esto es consecuencia de las expulsiones de población alógena que se han dado en la historia de España y que, lamentablemente, no han incluido hasta el momento a la población gitana, que muy probablemente está alterando los análisis genéticos y que, sin ser considerada (referido esto a los mestizos de gitanos), estos análisis aún nos situarían más cerca de la población de esos territorios citados.

    Aquí un mapa europeo de haplogrupos:

    http://3.bp.blogspot.com/_NMmZZkz6w5A/TQ-lEvrwkkI/AAAAAAAADXI/NUOb5ngJXfQ/s1600/mapa-de-estructura-genetica-de-europa.png

    Los haplogrupos no lo son todo. Hay que tener también en cuenta el ADN mitocondrial y los autosomas, pero ya te sitúan en un escenario determinado.

    En la página 6 de este artículo:

    http://download.cell.com/AJHG/pdf/PIIS0002929708005922.pdf?intermediate=true

    tienes otro mapa de haplogrupos por autonomías y con datos de los haplogrupos correspondientes a los marroquíes, los saharahuis, los tunecinos, los argelinos y los judíos sefardíes. Ninguno de estos cinco grupos se aproxima en lo más mínimo a lo que puede verse en cualquiera de las comunidades autónomas españolas.

    ¿Dónde está el tan cacareado mestizaje de la población española? En la propaganda progre y en ningún otro sitio más.

    La segunda pregunta que planteas tiene gran interés. La trataré en otro momento, cuando tenga más tiempo.

    ResponderEliminar
  6. Montesquieu ha muerto:

    http://www.alertadigital.com/2011/05/04/si-un-inmigrante-acusa-de-un-supuesto-caso-de-discriminacion-a-un-espanol-el-acusado-debera-demostrar-su-inocencia-para-evitar-ser-multado-con-500-000-euros/

    He ahí la "selección artificial" buscada por los actuales órganos de poder: impedir la autopreservación de la población autóctona (y por tanto, eliminarla) aunque para ello haya que invertir de manera kafkiana la carga de la prueba

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias por las detalladas respuestas. Ya me imaginaba que mi falta de rigor en lo referente a la terminología iba a ser un problema y por ello me disculpo.

    Para nada me identifico con el pensamiento progne pero reconozco que lo poco que se de estos asuntos estará muy contaminado por su punto de vista. Es debido a eso por lo que pregunte aquí a riesgo de dejarme en evidencia.

    Aun así me han servido de mucho vuestras respuestas y seguiré leyendo las próximas entradas.

    un saludo,

    Argos

    ResponderEliminar
  8. En absoluto ofenden tus preguntas, Argos. Al contrario, se agradece la presencia de alguien que no cree saberlo todo. En general, los articulistas y comentaristas habituales de esta página no somos "todólogos", especie que se prodiga mucho en foros y blogs, y nosotros mismos nos hacemos preguntas constantemente.

    Respecto a la segunda cuestión

    El conocido genetista Cavalli-Sforza dice:

    Además de estos cambios biológicos ha habido importantes innovaciones culturales, que tienen la misma finalidad, como el fuego, el uso de pellizas, de vestidos (pieles cosidas con agujas), de cabañas calientes y muchos otros recursos, como el de tratar la comida para que se conserve durante el invierno, cuando es más difícil conseguirla, o la costumbre de untarse grasa por el cuerpo cuando el frío es más intenso. La selección natural sigue actuando, pues ha favorecido a los tipos humanos capaces de un adecuado progreso cultural, pero ejerce una acción indirecta. Para completar el cuadro hay que tener en cuenta no sólo la adaptación biológica, sino también la cultural

    ¿Quiénes somos? Historia de la diversidad humana. Luigi Luca Cavalli-Sforza y Francesco Cavalli-Sforza. Crítica, Barcelona, 2009, p. 147

    Es evidente que una particularidad de la especie humana es que está dotada de cultura. La cultura hay que considerarla tanto en la caracterización de rasgos de un individuo o grupo humano, como en la configuración del entorno, es decir, la cultura también determina el medio (junto al clima y otros factores).

    Con la sociedad hipertecnificada actual la selección natural y la supervivencia de los más aptos no dejan de actuar, sólo que ahora se adaptan a un nuevo entorno. Lo que hay que estudiar es quienes son los más aptos en este entorno hipertecnificado.
    ¿Disgenesia entonces? Depende, y mediado esto sobre todo por la transmisibilidad de un rasgo cultural determinado.

    El entorno del hombre no está únicamente formado por las características físicas del mismo y por la tecnología creada por el hombre; hay que incluir otros elementos que conforman el entorno humano, como las ideologías que compiten entre sí por tener el máximo número de seguidores, las leyes, como esa de carácter abusivo y anti nativos españoles que señala arriba Deporta, el estado del bienestar, el régimen económico, etc.

    ¿Piensa alguien que una sociedad tecnológicamente compleja, caso de Noruega, es positiva la introducción de elementos mestizos, véase mulatos de noruega con nigeriano, con inferior inteligencia media? ¿Es o no es el rasgo inteligencia adaptativo en una sociedad hipertecnificada? La cuestión no tiene una respuesta simple, ya que no se trata sólo de una cuestión de técnica.

    El capitalismo, por ejemplo, facilita el éxito no de los más inteligentes, sino de los más astutos y con menos escrúpulos a la hora de amasar dinero. Pero este éxito, ¿provoca automáticamente una mejor fitness darwiniana (eficacia biológica o número de hijos de un individuo, o media del número de hijos de un grupo determinado) en estos elementos? Puede que no. Muchos de estos siguen ideologías de corte liberal o neoliberal. La ideología liberal no es natalista, más bien al contrario, y sirve de contrapeso a la facilidad que los recursos económicos dan a la hora de criar hijos. Gente más pobre y dotada de una ideología de corte natalista tendrán más hijos de media, como de hecho ocurre.

    Pero como principio general, la naturaleza para favorecer la adaptación de una especie a un entorno determinado tiende siempre a la diferenciación, a la diversificación, mediante las mutaciones adaptativas y la transmisión genética. De una especie surgen varias sub-especies (razas) y, si las condiciones particulares de cada entorno se mantienen el suficiente tiempo y existe a su vez el suficiente aislamiento, estas sub-especies dan lugar a nuevas especies. Esto dice Darwin, ni más ni menos. El mestizaje entre razas para adaptarse a un entorno determinado no es un proceso presente en la naturaleza, ni siquiera en el hombre.

    ResponderEliminar
  9. ejemplo de noticia manipulada, nos solemos fijar mucho en la longitud y letras del nombre jajaja

    http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/87686.html?lang=es

    ResponderEliminar
  10. Esa noticia, Galicia, es un ejemplo perfecto de lo que se denuncia en el artículo:

    Se pide repetidamente a medios y periodistas que oculten la nacionalidad del delincuente para, según dicen, no crear un prejuicio contra inmigrantes. Pero el hecho cierto es que si no se atribuye la nacionalidad al delincuente, se está, estadísticamente, culpando al nativo.

    Muchos medios, motivados por estas presiones externas procedentes de lobbies inmigracionistas, han comenzado a aplicar la autocensura, con la consiguiente merma en la calidad de la información disponible para la gente.

    Aunque vivimos en una sociedad mediática, la señora asaltada en la calle por dos gitanos o la joven española violada por un moro, un negro o un amerindio (que juntos acaparan la gran mayoría de violaciones que se dan en España, hecho escandaloso y ocultado con la complicidad de ONGs autodenominadas antirracistas) reconocen perfectamente la raza de su agresor. En el caso de una violación, probablemente no la olvidará jamás.

    ResponderEliminar
  11. Cada vez admiro mas a la gente que aun siendo famosa, aborrecen de los periodistas, son tachados de gente rara o antipatica, yo en cambio pienso que muchos de ellos son gente inteligente por no dar bola a esos hijos de puta, pero aun con toda la manipulacion que los medios cometen, no podemos exculpar ni un apice al adormilado pueblo español, yo he discutido con papagayos que repetian las bonanzas de la inmigracion por que lo vieron en el telediario, ante semejante borregada, hay pocas esperanzas, cada vez veo mas niños mestizos por la calle con abuelos blancos, los efectos ya se hacen notar de una manera real, el adoctrinamiento esta dando frutos, cada vez hay mas mierda por la calle.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  12. cierto NONSISTEMA, cada vez pensamos más que, al igual que en la naturaleza, hay indiciduos que preferien ser mandados a mandar pero los traidores y vendidos pagarán...

    y por si os interesa...
    http://cienciados.com/el-hominido-europeo-puede-proceder-de-asia/

    http://www.eluniversal.com.mx/notas/668302.html

    ResponderEliminar
  13. La dictadura democrática sigue su curso:

    http://www.20minutos.es/noticia/1043343/0/pitufos/totalitarios/nazis/

    Parece broma, pero al igual que ya pasó con tintín o Asterix, es un pasito mas para seguir desestructurando cualquier atisbo de preservación. La ideología "antirracista" es la que domina el campo de lo políticamente correcto. Las consecuencias podemos verlas en el cosas como el esperpento de hace unos dias, con la polémica del seleccionador francés por querer aplicar unos criterios de selección mas técnicos.

    ResponderEliminar
  14. La mayor parte de la gente prefiere ser mandada a mandarse a sí misma. Por eso escogen ver la televisión o tirarse cinco horas diarias con la play station a actividades verdaderamente propias de hombres libres, como leer un buen libro, ejercitarse físicamente, tener el máximo contacto con la naturaleza o formar una familia.

    Darwin dedica un capítulo entero de El origen de las especies, capítulo titulado "De la imperfección de los registros geológicos", a estudiar el problema de fondo que subyace en esas dos noticias que nos traes, Galicia. La tesis de que el hombre moderno europeo y asiático procede de hombres africanos recientemente salidos de África (entendiendo por reciente 40.000 años aprox.) no deja de ser una hipótesis, que últimamente pasa apuros. La afromanía actual ha encumbrado esta hipótesis a la categoría de verdad casi incuestionable. Los nuevos descubrimientos alargan la distancia temporal entre los antepasados africanos y los hombres europeos y asiáticos. De todas formas que nadie piense que esos antepasados africanos eran similares al hombre moderno africano (a los distintos tipos que hay), porque son muy frecuentes en ciertos foros de desinformados y paletos progres la afirmación de que todos procedemos de los negros. En todo caso, y como mucho, todos procederíamos de un antepasado común encontrado en África, y del cual derivarían los diferentes tipos de hombre actual.
    ____

    Deporta, el adoctrinamiento del que habla NONSISTEMA incide mucho en la llamada cultura popular. A este ritmo, la reciente moda de revisión de comics (como dices también le ha tocado antes el turno a Tintín o a Asterix) va casi a conformar una subdisciplina dentro del campo de los Cultural Studies marxistas. Evidentemente estos ideológos saben lo que hacen: comparo su trabajo de demolición de parte de la cultura popular presente (la que no les interesa) a un registro policial en el que te revuelven toda la casa y te lo dejan todo patas arriba en busca de las pruebas. Y es que detrás de todo marxista hay un policía del pensamiento, no lo pueden evitar.

    ResponderEliminar
  15. habría que hacer un compendio de series y películas actaules o revisadas en comparación con las más antiguas y ver el cariz que han tomado bajo juicios de valores progres

    ResponderEliminar
  16. Una manera de no dejarte contaminar es dejando de ver la tele y recurrir a internet.

    Recuerdo hace tiempo en un programa de la television era de juicios y todos sabemos que en los programas de television suelen cambiar de publico asistente cada dia, pero en este programa de juicios siempre salia una negra entre el publico que sabia de leyes y tomaba siempre partido en los juicios, esta bien claro que metieron a la negra en cuestion para que la gente viese a una negra culta que sabe mucho de leyes y dar buena imagen del colectivo negro.

    Sobre la manipulacion de comics y demas tambien se tendria que mencionar libros como "Las aventuras de Tom Sawyer" y "Las aventuras de Huckleberry Finn".

    http://www.clarin.com/sociedad/Polemica-clasicos-lavados-Mark-Twain_0_406159440.html

    ResponderEliminar
  17. Una de las cosas que mas me gustan de este blog y del de qbit, es que tanto Leon Riente como el citado qbit, muestran articulos cargados de sentido comun basandose en la realidad no manipulada por el sistema y no en prejucios, para muestra sobre parte de lo que escribe Leon Riente en este articulo, esta el festival de eurovision que se celebra mañana,

    observar que con la cantante van 6 bailarines salidos del programa de la cuatro FAMA, son tres hombres y tres mujeres, las chicas son blancas y supongo que españolas, siembargo dos de los tipos son mulatos, dejando en solitario a un blanco porque supongo que seria ya muy descarao llevar a los tres mestizos, ni tan siquiera tuvieron la verguenza de repartir el cupo de mestizos entre hombres y mujeres, el mensaje esta claro.

    saludos NONSISTEMA.

    ResponderEliminar
  18. Bueno, NONSISTEMA, se agradece que valores el esfuerzo que se hace aquí siempre por demostrar lo que se dice. Intento aportar pruebas de cada cosa que escribo. No pretendo que nadie, y menos aún alguien que no me conoce personalmente, crea porque sí en lo que digo. Pero sí puedo poner sobre la mesa una serie de hechos contrastados que van dando cuenta de la veracidad de lo que aquí se dice. Todo esto abierto, como es natural, a revisión continua. Todos nos equivocamos.

    Tampoco soy un "todólogo" y el número de cuestiones acerca de las que puedo aportar alguna cosa son limitadas.

    Pero en este artículo concreto las cosas están claras. He presentado hasta 6 textos, que existen, que no me los he inventado yo, donde se da buena cuenta de la fuerza que ciertos grupos de presión tratan de ejercer sobre los medios de comunicación. Los presentan como "recomendaciones" o como "estilo", pero eso no son nada más que eufemismos. La prueba de esto es que preveen mecanismos de coacción sobre la prensa, si no siguen sus amables "recomendaciones". Esto aparece claro en la nota 12: "introducir mecanismos, no de sanción pero sí de llamada de atención pública (publicación de infracciones), con el fin de que sean atendidos por las empresas y los profesionales". Como aún no pueden introducir elementos de control de la prensa de estilo soviético, han decidio estos lobbies dar duro en la fama del medio, en la imagen ("publicación de infracciones" dicen), que es un punto muy sensible para cualquier medio de comunicación.

    Hablando claro a mí todo esto me suena a práctica semimafiosa y a ley del silencio contra los medios que traten la inmigración de una manera distinta a como pretenden los grupos de presión inmigracionistas.

    Por otro lado, señalo que la inmensa mayoría de lectores de periódicos y de televidentes ignoran estas "recomendaciones" que ciertos grupos de presión ejecutan contra los medios. Ignoran, en definitiva, que las ONGs autodenominadas antirracistas son una seria amenaza para la libertad de prensa.

    El ejemplo que pones con Eurovisión es perfecto. Son más pruebas para avalar lo que aquí se dice y para demostrar que lo que los "recomendadores" exigen en sus "recomendaciones" se lleva a la práctica. Cito del artículo: Las propuestas hechas a los medios no se limitan ya a las de elaboración de noticias sesgadas y autocensuradas en beneficio de los inmigrantes y en perjuicio de la población nativa, sino también a otros modos más intrincados de promover la ideología favorable a la inmigración masiva. Y así plantean la emisión de programas de entretenimiento y documentales que incidan en lo emotivo y en algún posible aspecto favorable de los inmigrantes. Entretenimiento. Está claro, ¿no?
    ____

    Respecto al problema de los comics, series y películas que planteáis Oberst Hessler y Galicia, creo que catalogarlos sería un trabajo ímprobo, aunque útil. Mientras tanto, y por lo que respecta a cómics y dibujos animados, una regla, creo que buena, sería abstenerse (y sobre todo abstener a los niños) de los creados con posterioridad a 1986 (esta fecha para los españoles; es una fecha arbitraria pero creo que puede valer) y algo antes para los de otros países europeos y de Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  19. Viendo las imágenes de los afectados del terremoto de Lorca uno no sabe si está en Bolivia o en Mogadiscio:

    http://www.elpais.com/fotogaleria/Terremoto/Lorca/elpgal/20110511elpepunac_2/Zes/10

    El tercermundismo palpable que estos dias ha podido verse en dicha localidad es mucho mas trascendente que el terremoto en sí

    Mirad, la colección de fotos de Reuters International:

    http://uk.reuters.com/news/pictures/slideshow?articleId=UKRTR2MAB1#a=1

    Casi ni se ven españoles autóctonos. Terrible el futuro de esta societé

    ResponderEliminar
  20. Sobresaliente articulo, sería sobresaliente añadir algún ejemplo con breves capturas de pantalla en determinados periódicos importantes.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.