domingo, 29 de mayo de 2011

En esta jornada entre los pueblos celtas: DÍA DEL ROBLE

Fiesta celta celebrada en este día de 29 de mayo y dedicada al espíritu de la vegetación. Tras una jornada de bailes en los bosques, verdaderos santuarios naturales de este conjunto de pueblos europeos, morada de sus dioses y lugar tradicional de celebración de rituales y asambleas, sucede al atardecer la plantación de robles, árbol supremo entre estas gentes. El propio término druida (que se deriva de la palabra derb o dru, que significa roble) quiere decir conocedor del roble; precisamente el druida es quien ostenta la mayor dignidad dentro de los distintos cuerpos sacerdotales celtas. Su autoridad era tal que podían atravesar desarmados territorios pertenecientes a distintos clanes. 
    
Entre los romanos se conmemora la Ambarvalia o fiesta de purificación de los campos, en la que se ofrecía un sacrificio de un cerdo, una oveja y un toro (suovetaurilia) a Marte. También se sucedían las procesiones y la celebración de rituales secretos a Ceres desde el año 496 a.JC, cuando los Libros Sibilinos recomendaron su culto.

4 comentarios:

  1. No recuerdo donde fue pero creo que el roble y la encina eran arboles sagrados, de donde se sacaban las bellotas para molerlas y crear harina de eso vendria de ser un arbol que aportaba alimentos y por lo tanto de adoracion, y los druidas dentro de las castas celtas no eran representados o simbolizados mas bien con el jabali.

    ResponderEliminar
  2. romanos y celtas estaban bastante hermanados cultural y racialmente.

    por cierto, uno de los conferenciantes progres a los que pusimos las pilas
    http://www.atlantico.net/noticia/140113/inmigrantes/rechazan/sumisa/

    ResponderEliminar
  3. x cierto, somos los de GNC jajaja

    ResponderEliminar
  4. Sí, por lo del conferenciante y demás me he imaginado que sois vosotros.

    La cara del personaje lo dice todo. Tuvo que ser divertido darle aquel famoso baño.

    Parece que estos cafres del Foro da Inmigración no se dan cuenta de que el carácter sumiso de la inmigración responde no tanto a la legislación sino a un efecto cuantitativo, suficientemente demostrado, que la inmigración masiva tiene sobre el mercado laboral: cuando se incrementa brutalmente la masa laboral, los salarios decaen y las condiciones laborales empeoran, pues la posición del patrón en la negociación se fortalece respecto a la posición anterior que tuviera. Dicho más claramente: si un patrón cualquiera antes tenía 3 candidatos para un puesto de trabajo, ahora, con la inmigración, tiene 6 ó 7, con lo que podrá exigir más por menos. ¿Todavía hay alguien que niegue esto? ¿Aún hay alguien que lo niegue porque no pueda entenderlo?

    Pero es que esto mismo lo estudia el propio Marx bajo el concepto de "ejército industrial de reserva". Parece que algunos de sus seguidores del siglo XXI, por mero interés y al calor de la subvención segura, es decir, por afán de lucro y fama personal gracias a la inmigración, han decidido obviarlo. Son los oenegetas. Otros muchos es que lo ignoran, dicen ser de izquierda, o incluso marxistas, pero no han leído una página de El Capital. Los primeros, los oenegetas pillos ansiosos de subvenciones, producen sobre todo repugnancia. Los segundos, los progres ignorantes, una mezcla de repugnancia y de vergüenza ajena.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.