lunes, 1 de marzo de 2010

La ideología inmigracionista a partir del tríptico de Andalucía Acoge, La inmigración comunica

Todas las citas están extraídas del citado tríptico (1) que, según nos cuentan sus autores, está dirigido a los profesionales de la comunicación. Su título completo es La inmigración comunica. Propuestas para el tratamiento informativo de la inmigración.
“Es necesario conceder la palabra a los verdaderos protagonistas, los inmigrantes” (afirmación situada en el apartado Propuestas). Ante esto la pregunta es inmediata: ¿los nativos no tenemos nada que decir acerca de la inmigración hacia nuestra nación? ¿Por qué los inmigrantes son los verdaderos protagonistas de la inmigración y así debe reflejarse en los medios? ¿No tiene consecuencias para el nativo la inmigración masiva hacia su territorio? ¿Debe el nativo pueblo soberano renunciar a la facultad democrática de decidir acerca de su futuro? ¿Debe dejar el asunto en manos de los gestores de la mundialización, de los capitalistas, de los gobiernos europeos de ocupación y de los grupos de presión inmigracionistas, como Andalucía Acoge?
“La emigración es un derecho y se ha convertido en un deber forzoso para millones de personas. Avanzamos hacia la libre circulación de capitales, mercancías y servicios, y sin embargo restringimos la libre circulación de personas” (en el apartado Claves de la inmigración). Tenemos aquí la expresión del lobby inmigracionista Andalucía Acoge como agente activo y con buena conciencia en la promoción de la mundialización, verdadero azote del mundo del siglo XXI. Esto bastaría como indicio de la convergencia real entre lobbies inmigracionistas y capital transnacional. Todos, a su manera, y en su campo, avanzan hacia un objetivo común, que no es sino el retroceso de los pueblos y de sus derechos democráticos. Por otro lado, ¿por qué este lobby niega cualquier derecho a la población nativa a decidir su futuro? Quizás los nativos no quieran su maravillosa sociedad multicultural, intercultural o de inmigrantes integrados y prefieran vivir en una sociedad homogénea étnicamente. En ese caso, ¿no tendrían derecho a que fuera así, o deben plegarse a las exigencias de la mundialización, del capital transnacional y de Andalucía Acoge? Parece que, según este grupo de presión, sí, deben plegarse.
“El fenómeno de la inmigración es positivo en muchos aspectos: económicos, demográficos, sociales y culturales” (en el apartado Claves de la inmigración). ¿Por qué? Económicamente, ¿a quién ha beneficiado? No al trabajador nativo, que ha visto como los salarios se desplomaban en los sectores a donde afluían los inmigrantes que trabajan (de todas formas, porcentualmente minoritarios en el conjunto de inmigrantes). Sí para determinados sectores empresariales (construcción, hostería y agricultura intensiva), cuyos márgenes de explotación y plusvalía obtenida se han incrementado en la misma medida en que los salarios bajaban. Ahora se nos aparece Andalucía Acoge como defensora de los más exacerbados intereses empresariales. No, en cambio, de la nación que ha contemplado el fenómeno de la descapitalización mediante las cuantiosas remesas, dinero enviado por los inmigrantes a sus países. Esto supone que recursos generados en España son transferidos a lugares lejanos y dejan de generar riqueza en el circuito económico nacional. También el estado ha sufrido un incremento en los gastos del presupuesto público causado por los inmigrantes más que notable, incremento que deben satisfacer los trabajadores nativos. Por no hablar del daño al turismo que ha supuesto el incremento de la inseguridad ciudadana motivado por la inmigración masiva.
Demográfica, social y culturalmente, la inmigración supone una catástrofe. Para todo aquel que valore la pluralidad étnica no deja de ser una mala noticia la desaparición de una realidad étnica y cultural como la española y su sustitución por una amalgama mestiza de cultura cosmopolita.
“La inmigración es un fenómeno inevitable, por lo que las medidas policiales y de cierre de fronteras no son la solución” (en el apartado Claves de la inmigración). Es raro que no aparezca esta idea en los documentos que salen de estas organizaciones inmigracionistas. Tratan con esto de hurtar al pueblo su facultad democrática a decidir qué hacen con su propia nación. Frente a esto, hay que decir la verdad. Y ésta es que la inmigración es evitable, y que el pueblo nativo tiene todo el derecho a defender sus fronteras para evitarla. Se plantea implícitamente la apertura irrestricta de fronteras, ya que su el cierre de fronteras no es la solución se nos dice. ¿Cuál sería la consecuencia necesaria de todo esto? Si la inmigración ya es masiva, con un control fronterizo más bien escaso pero existente, ¿qué pasaría si las fronteras se abrieran? Lo lamentable es que este tríptico esté financiado por la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía. ¿Asume esta institución política este postulado? Si es así que lo diga claramente para que el pueblo sepa lo que tiene que hacer.
(1) Disponible en la página web de este lobby inmigracionista. A quién le parezca exagerada la calificación de inmigracionista, no tiene más que revisar su página web, donde explícitamente reconocen que “su principal objetivo es la promoción de la interculturalidad y favorecer la integración de los inmigrantes en la sociedad de llegada”.

7 comentarios:

  1. «¿Los nativos no tenemos nada que decir acerca de la inmigración hacia nuestra nación?» A mí se me ocurre que para esta gente no, no tenemos nada que decir ni decidir. No sé si os dais cuenta pero aquí, en este país y en toda Europa, se está dejando que todo el mundo hable cuando lo que habría que hacer es callar bocas. La cara democrática que se quiere dar hace que el gobernar, es decir, el mandar, es decir, el ejercer la autoridad, sea imposible, porque existe cierto miedo a parecer un dictador… vivimos en la dictadura de las opiniones de la mediocridad. ¿Vamos a tener que dejar que sean los inmigrantes los que nos digan cómo actuar y buscar soluciones? ¿Hasta cuándo vamos a dejar que nos gobierne cualquiera?

    «La emigración es un derecho y se ha convertido en un deber forzoso para millones de personas. Avanzamos hacia la libre circulación de capitales, mercancías y servicios, y sin embargo restringimos la libre circulación de personas” (en el apartado Claves de la inmigración).» Es el discurso progre, un discurso que llaman “alternativo”, es la piedad cristiana pero en “guay”. Es vergonzoso que los s_b_o_m_l_s se gasten el dinero en estos vanos mensajes de propaganda subvencionados quizá por la Junta de Andalucía, es decir, con nuestro dinero. ¿Qué esperabas León Riente? Qué se puede esperar de Andalucía, una comunidad que ha sido bastión religioso de España durante décadas y que ahora se ha reconvertido en progre. Antes cuidaba de sus enfermos y desamparados (cosa positiva por otra parte), ahora los desamparados son los inmigrantes y los… en fin, este pueblo andaluz necesita focalizar su piedad, su mentalidad religiosa y su complejo de monja en todo aquello que pida con cara de pena. Por otro lado, se quejan “de la no libre circulación de las personas”, ¡como si hubiera tal restricción! El que no ha venido es porque no tiene dinero, todos sabemos que los inmigrantes vienen en medios terrestres y aéreos y que el drama de las pateras y todo eso no llega ni al 2% de la inmigración global. Y la inmigración va en aumento, seguramente atraída y propiciada por las atractivas ayudas que este país gobernado por masoquistas y buenísimas personas ofrece… regala.

    «El fenómeno de la inmigración es positiva en muchos aspectos: económicos, demográficos, sociales y culturales (en el apartado Claves de la inmigración)». Claro que sí, León Riente, al empresario, a ellos les ha beneficio, a los liberales, a los cegados capitalistas que han visto en la inmigración una buena forma de rematar el ya inexistente movimiento obrero; todo para abaratar los salarios de los españoles, subir las horas laborales (esto sucede en la práctica, luego en los convenios se ve todo muy bonito y me podrán decir que eso no es así, pero las jornadas de 35 y 40 horas sólo existe en los ayuntamientos y organismos públicos –el que me diga que trabaja solamente 8 horas diarias es porque o es funcionario, jefe de los jefes, tiene suerte o no ha trabajado en su vida). Este país se ha perdido el respeto, la masa obrera ha perdido su conciencia, pues únicamente piensa en su televisión de plasma… El éxito del capital es el haber conseguido aburguesar a un pobre obrero que gana 900 euros y que encima se sienta afortunado y agradecido al sistema. Este país está comprado, chantajeado, se ha vendido cual puta callejera por un puñado de miseria.

    «La inmigración es un fenómeno inevitable, por lo que las medidas policiales y de cierre de fronteras no son la solución» (en el apartado Claves de la inmigración). Eso lo dicen para que nos rindamos, para que veamos que lo que existe es porque sí y punto. Quieren plantarnos un mundo de piedad, un mundo donde los inmigrantes son héroes, gente que sufre y que debe ser salvada. Menuda barbaridad, hay que joderse. Este es un país de señorita.

    ESO SÍ, ESTE PAÍS QUIZÁ TENGA LO QUE SE MERECE POR IDIOTA.

    ResponderEliminar
  2. En todo lo referente a la inmigración hay muchos tipos de responsabilidades, y no todos los responsables lo son en el mismo grado.

    A mi modo de ver, organizaciones como Andalucía Acoge, SOS Racismo y los dos principales sindicatos españoles, CCOO y UGT, con sus pancartas de papeles para todos, son los más miserables de todo este tinglado. Han traicionado los intereses de sus compatriotas y herido (ya veremos si de muerte) a la sociedad en la que nacieron y sin embargo desprecian.

    Confío en que algún día, cuando el conflicto que todos vemos venir, salvo los parásitos del gobierno, estalle, tengamos memoria para recordar las organizaciones que nos apuñalaron por la espalda y el nombre de quienes ocupaban puestos de responsabilidad en dichas organizaciones.

    La alta traición es uno de los crímenes más deleznables que puede protagonizar un hombre contra su país. Y favorecer una invasión, aunque ésta sea pacífica, es claramente alta traición. Algún día deberán responder por ello.

    Señores del PPSOE, no me he olvidado de ustedes, y aprovecho para mandarles un cordial saludo.

    PD: Y ahora que me he desahogado, permíteme que te felicite por tu magnífico blog, que sin duda se va a convertir en uno de mis asiduos. Recibe un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Daorino, parte, buena parte del país es idiota. Pero todos no lo somos, aunque tengamos que sufrir las consecuencias igualmente. En términos sociobiológicos, desde luego que la selección natural no se va a detener por algún capricho progre: si ciertas ideologías (feminismo, pacifismo, progresismo, neoliberalismo, economicismo) constituyen rasgos adquiridos que restan eficacia biológica al sujeto que las lleva, y si la mayoría de nuestros compatriotas tienen esos rasgos, la nación tenderá a desaparecer.
    ____

    Pues sí, Winston, es un tema que siempre me ha importado: la atribución de responsabilidades y su depuración. La alta traición es algo muy grave. Si en el futuro conseguimos evitar lo que hoy parece inevitable (el fin de España y del resto de naciones arias), se debería tener muy presentes a los responsables de esta crisis sin precedentes y aplicarles de forma implacable la legalidad que nos demos en aquel momento.

    ResponderEliminar
  4. Estimados señores (o señoras, pues no sé con quién estoy hablando). No me voy a parar demasiado en sus declamaciones incendiarias y en las grandes falsedades que proclaman. Sólo una pregunta, ¿me pueden Uds. definir la identidad de España y de los españoles? ¿Es la identidad de los catalanes? ¿la identidad de los vascos? ¿la identidad de los andaluces? También me gustaría saber de dónde procede esa identidad, ¿de los árabes quizás? ¿de los romanos? ¿o de los íberos?.
    Desengáñense. No existe la "nación" España.

    ResponderEliminar
  5. A ver, Anónimo, refuta alguna de esas incendiarias falsedades... si puedes.

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto que no se puede demostrar que exista la "identidad española", cómo ninguna identidad que se trate de encasillar, es pura fantasía e ingenuidad pretender borrar en un segundo miles de años de mestizaje, influencias, pautas y rasgos de otras. Al igual que el concepto de raza. !A ver señores, situénse, que éste dejó de utilizarse en los años 50 y 60! No se me queden estancados, la especie humana tiene una misma base genética, lo que difiere es la manifestación fenotípica de esos genes. Por eso hay gente mas alta y gente más baja, con los ojos de diferente color, diferente coloración del cabello y diferentes tonalidades de la piel, por mencionar sólo algunos de los rasgos más visibles. Así de sencillo.
    Aún así, León riente, le reto a que nos defina la identidad española, pero por favor, sin negar ni falsear hechos reales y comprobables como las influencias árabes, judías e indoeuropeas (las mayoritarias pero no las únicas) que han tenido lugar en la población española a lo largo de los tiempos. Creo que han llegado ustedes tarde a la hora de "salvar la identidad de la nación españóla", es una lástima...

    ResponderEliminar
  7. Para mí, la identidad es, como poco, GEOGRÁFICA y la denomino Ibérica, pues la "veo" en espacio que se llama Península Ibérica.

    Y ya vale del mito ese de que los españoles (y sobre todo los andaluces) somos medio moros...

    Realmente se requiere de muy poca observación para darse cuenta de que cuanto más atrás se va en el tiempo MÁS NATURALMENTE XENÓFOGAS SON LAS COMUNIDADES. Aquí NO HUBO MOROS, HUBO SIMPATIZANTES DEL ISLAM EN UN MOMENTO CULTURAL SIN PRECEDENTES... Lean a Ignacio Olagüe.

    Yo no creo en una supremacía "de regalo", el que es "superior" debe DEMOSTRARLO. Lo que sí creo es que CADA UNO DEBE ESTAR EN SU LUGAR DE ORIGEN.

    El Mito de que España es mestiza no es más que un condicionamiento cultural -absolutamente FALSO- que favorece a esto mismo que ahora ocurre: la FRAGMENTACIÓN. Y ello, a su vez obedece a algo pero que muy antiguo: "DIVIDE Y VENCERÁS".

    Ya lo decía Jung: "en el inconsciente colectivo hebreo está la destrucción de Europa"...

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.