miércoles, 1 de abril de 2009

Moral de señores y moral de esclavos. Lo lejos que estamos de nosotros mismos

Antes de dilucidar qué es una moral de señores y qué es una moral de esclavos es necesario resolver una cuestión previa: ¿existen otras morales? La respuesta, evidentemente, es que sí. Pero, tal y como se verá ulteriormente, para nuestro objetivo las morales fundamentales a considerar son estas dos y, particularmente, la forma en que una y otra se articulan. A este respecto, Nietzsche advierte de que «en todas las civilizaciones superiores y un poco mezcladas se encuentran también tentativas de reconciliación entre esas dos morales, y más a menudo una mezcla desordenada de las dos, y malentendidos recíprocos, a veces ásperos conflictos hasta dentro de un mismo hombre y de una misma alma» (Más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche. Edaf, Madrid, 2005, pág. 281).
El pasaje completo del que procede la cita anterior, y que se extiende desde las páginas 281 a 286, nos va a servir de gran ayuda a la hora de dilucidar la situación actual en que nosotros, los europeos, nos encontramos. Dice Nietzsche que el noble «todo lo que encuentra en sí lo honra». Podemos decir que la moral de señores es justamente la antítesis de una moral del auto-desprecio. Pero, ¿qué es lo que el noble encuentra en sí y honra? «El aristócrata reverencia en sí mismo al hombre poderoso y dueño de sí mismo, que sabe hablar y callarse, que le gusta ejercer sobre sí el rigor y la dureza y que respeta todo lo que es severo y duro». Tal seguridad en sí desemboca necesariamente en la consideración de que «lo que me es perjudicial, es perjudicial en sí mismo». Concluye Nietzsche esta certera descripción de la moral aristocrática con la enunciación de una característica, podríamos decir, definitoria de lo que es una moral noble, y que con sagacidad contrapone a la típica mentalidad moderna: «lo que en una moral de señores repugna más al gusto del día, es el rigor del precepto según el cual no tenemos deberes más que hacia nuestros iguales, mientras que respecto de los inferiores y de los extraños podemos actuar como nos plazca o “como nos dicte el corazón”, y, en todo caso, “más allá del bien y del mal”; esto en cuanto a la compasión y todo lo que se le parezca». Tal es, someramente expresado, el pathos de la distancia que a toda moral noble caracteriza. No caben dudas para el noble de que no tiene obligaciones para con el extraño, con el extranjero. Consecuencia necesaria de esto será la ausencia de sentimiento de culpa en muchos órdenes.
La moral de esclavos es casi opuesta, por razones obvias: «supongamos que las víctimas, los oprimidos, los que sufren, los esclavos, los que se sienten inseguros y cansados de sí mismos, se pusiesen a moralizar a su vez: ¿cuál sería el carácter común de sus estimaciones morales? Probablemente expresarían un pesimismo lleno de desconfianza respecto de toda la condición humana, tal vez la condenación del hombre y de su condición». A partir de aquí, y por observación de aquello que el esclavo más valora, obtiene la conclusión que semejante moral es una moral utilitaria: «pone en primer plano y a plena luz las cualidades que sirven para aliviar a los que sufren el fardo de su existencia; lo que honra, en cuanto a él, es la compasión, la mano complaciente y siempre abierta, la bondad de corazón, la paciencia, la asiduidad, la humildad, la afabilidad, porque son las cualidades más útiles y casi los únicos medios de soportar el peso de la existencia». También es típico de la moral del esclavo una sobrevaloración de la libertad, de la que, precisamente, carece.
Con todo esto tenemos suficientes elementos para enjuiciar el estado moral en el que nos encontramos. Nada nos aproxima hoy al carácter de una moral noble. Probablemente nunca como ahora hemos estado los europeos tan inseguros con respecto a nosotros mismos, a nuestro pasado y a nuestro futuro. No hallamos nada en nosotros, ni en nuestra historia, digno de honrar (y no será porque falten ahí episodios honorables y hasta heroicos). La moderna sociedad europea, sumida en el autodesprecio, ha grabado a fuego en su conciencia que sólo aquello que le perjudica profundamente es positivo para ella. Nunca lo riguroso, lo duro, ha estado tan mal visto, en esta sociedad blanda de formas universalmente femeninas. Para niños y jóvenes, en lugar de pruebas de fuerza y de carácter, se preconiza la omnipresencia de los preceptos de la ciencia psicológica. La mala conciencia se ha cebado con el europeo, particularmente con sus élites, si hemos de creerlas cuando nos dicen y nos recuerdan las tremendas obligaciones que tenemos hacia toda circunstancia imaginable. Parece que grandes deudas hemos contraído con todos los extraños, que acuden en masa a nuestro suelo a cobrárselas. Y pagamos, gustosos. No es precisamente el antes citado pathos de la distancia lo que domina la conciencia del europeo, sino una xenofilia que a algunos se nos hace insoportable.
Es propio de una moral de esclavos, como la que tienen ahora las masas europeas, no encontrar nada aprovechable en sí mismos. A esto se una exacerbada valoración positiva de la compasión, de la humildad, de la renuncia… Quién así piensa no cree que el mestizaje pueda ser negativo en términos de identidad. Se convierte este individuo en un cosmopolita, en un multiculturalista, en un inmigracionista o en un mestizo cultural. Promueven las élites europeas, las élites de la modernidad, estas variantes de comportamiento hacia el extraño, que no son sino variantes del propio fin. Y el pueblo, transformado en rebaño más que nunca, obedece y asiente. Pueblo y élites profesan una acusada moral de esclavos. La degeneración de los tipos humanos y del carácter no parece tener límite.
Por el contrario, sería propio de un moral de señores valorar las características propias y, por consiguiente, contemplaría con horror cualquier tipo de adulteración que merme y eche a perder un tipo de por sí vigoroso. El noble, que valora como muy positva la pluralidad cultural y la cultura genuina de las distintas etnias del mundo, siente una repulsión natural por el mestizaje, por la mezcla cultural y por la cultura cosmopolita, que echa a perder tal pluralidad.
El europeo actual no sabe ni reconocer a sus enemigos, y no porque carezca de ellos precisamente. Actitud opuesta de la que, según nuestro autor, y haciendo referencia a otro pasaje, se deriva de una moral noble, presidida por «una sed de enemigos y de resistencias y de triunfos» (La genealogía de la moral. Friedrich Nietzsche. Alianza, Madrid, 2005, pág. 59).

16 comentarios:

  1. Excelente artículo. Creo que complementa muy bien al que escribí yo.

    ResponderEliminar
  2. Creí que iba a encontrar en este blog algo más sobre Nietzsche.
    Por cierto: aunque tengo prejuicios contra el racismo, no los tengo contra la defensa. Si es legítima, la reconoceré.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. pero..por favor!!! justamente Nietzsche fue el que terminó
    lloriqueando y babeandose por Lou Andrea Salomé !! y ese es el modelo del superhombre? Cuál es el prototipo racial?
    tal vez Adolfo Hitler que a los cincuenta ya andaba con
    Parkinson ? o tal vez Mussolini que intentó escapar de Italia escondido como una RATA en un camion militar nazi?
    por favor fachones de Primo de Rivera, haganse operar el cerebro !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si,pero... escribió el Quijote !!!!
      y donde está el legado de Uds ?
      50 millones de muertos y Mein Kampf...ese es el legado?

      Eliminar
    2. Además Cervantes jamás anduvo presumiendo de superioridad racial ni menoscabando absolutamente
      a nadie.
      Por otra parte, más abajo veo una advertencia y amenaza para todos aquellos que piensen diferente a Uds.
      Bueno, muchachos "superiores¨", les pido disculpas
      y gritemos todos juntos ¡Viva la Santa Inquisición!
      Good bye, me voy y no vuelvo más...Les creo, Uds son gente realmente peligrosa...bye,bye
      Hasta nunca Fdo: el Debilucho

      Eliminar
    3. Otro triste necio que seguramente se cree dueño de la verdad.
      Nietzsche jamás dijo que el fuera el prototipo del "superhombre". Según el propio Nietzsche el "superhombre" ni siquiera existía en su época. Y no me vengas a decir que Cervantes era un modelo de progue. El autor del Quijote sentía una profunda aversión por los musulmanes y por los judíos.
      A ver si en vez de ver telebasura te educas un poquito.

      Eliminar
    4. F.G.Lorca y Alberto Einstein (bien judio)25 de julio de 2013, 8:54

      Respecto a que Cervantes era antisemita tampoco es cierto.
      Inspirados en teorias conspirativas y fantaseosas
      propias de paranoicos,Uds nazi-fachistas inmundos,
      atribuyen cualquier "verdura" a personajes del pasado
      agregando una dosis de agravio hacia el que se dirigen, para reforzar el argumento y convencer a los ignorantes.
      Hay que ser muy estúpido para atribuir (o no) a Cervantes, de la 2da mitad del siglo XVI el carácter
      de "progre o no".
      Además, forro de mierda,no se de donde has sacado el
      término PROGUE (seguro que te viene de proGUEso).
      porque, por lo veo, así como escribes también piensás.
      Cervantes jamás guardó rencor alguno, ni siquiera, a los piratas árabes que lo mantuvieron cautivo en Argel.
      Después tendría, por supuesto, la cosmovisión de un hombre ilustrado del siglo XVI,que vivió el surgimiento de la Reforma , la Contrareforma, las Guerras de Religión,etc. De manera que, pedazo de forro, no hables de lo que no sabes y/o mal interpretas.
      Respecto al superhombre nietzscheano deberías considerar no lo que Nietzsche pensaba,sino como es que tú piensas y vives a Nietzsche y a todos
      los heroes que tu mentalidad infantil necesita para
      reforzar y asegurar una muy frágil personalidad, tan
      típica de los fascistas.

      Eliminar
    5. Me gustan: Rousseau, Voltaire, Montesquieu,la Revolución Francesa,la Gloriosa Revolución Inglesa,
      la unidad de América Latina, Sigmund Freud (bien judio), Alberto Einstein (bien judio),el Mariscal Zuvcov (2da Guerra),Largo Caballero, el presidente Rafael Correa,Miguel de Unamuno, Federico Garcia Lorca,El Gral de Gaulle, Rosa Luxemburgo (bien judia),Nicolás Guillén ,todos los negros de Africa , América y Europa,Dreyfus (bien judio), Alcalá Zamora,
      Luis Gimenez de Asúa,.-
      también admiro a Servet,Guillermo de Occam (u Ockham),Giordano Bruno. Me gusta la Querella de las
      Investiduras, el Cisma de Occidente y el conciliarismo.¿ y Uds que opinan fachos ?

      Eliminar
    6. también estoy en contra de los perros de raza de mierda
      y a favor de los perros mezcla de la calle.
      Me gusta que las razas se mezclen bien mszcladas.
      Las cortes europeas están llenas de tarados y enfermos productos de CRIAS dentro de las familias nobles.
      Sin ir mas lejos, unos cuantos fachos de este blog estarian sospechados al respecto. Entre los animales no pasa nada pero entre humanos aparecen degeneraciones como lo son seguramente unos cuantos
      de Uds

      Eliminar
    7. Sobre Cervantes y sus opiniones (y el que escribe el texto no es ningún nazi)

      http://www.nodulo.org/ec/2012/n124p06.htm

      Aunque bien mirado, no sé porqué me molesto en contestar a nada. Este individuo que firma como Anónimo/García Lorca/Giordano Bruno no argumenta, sólo sabe insultar y acumular tópicos mil y una vez repetidos.

      Se ve que la mera existencia de este blog le sube la bilis a la boca.

      Eliminar
    8. Yo jamás dije que hablaba tres idiomas. Eso lo afirmaste gratuitamente tú el 19 de julio 2013,a las
      11:40.
      Respecto a los insultos , es lo único que aprendí de Uds.
      Por rara coincidencia has en todo caso acertado respecto a los idiomas: hablo Guaraní,Quechua y Aymará idiomas indigenas de América del Sur.
      Además hablo idiomas decadentes como: Francés,Inglés y Alemán y también entiendo el Hebreo y el Árabe y en menor medida el Farsi.
      ¿ y que hay con eso ? ¡¡manga de boluditos !!

      Eliminar
    9. El Lector

      No le concedo realmente ninguna importancia. Además, siempre es los mismo con estos personajes: cuando se les pilla en falta, resulta que saben hablar 50 idiomas y tienen 19 carreras universitarias (espero que ahora no se ponga a enumerárnoslas).

      Lo mejor que se puede hacer con individuos como éste, que se dedican a insultar a sus interlocutores por falta de argumentos, es ignorarlos.

      Nasser

      "Respecto a los insultos , es lo único que aprendí de Uds."

      Aquí nadie te ha insultado, pero tú no has parado de usar términos como "hijo de puta" (en el comentario que acertadamente te han borrado), "forro" (supongo que será un insulto en América latina), "forro de mierda", "manga de boluditos", etc.

      Y no voy a responderte más, es absurdo hacerlo.

      Eliminar
    10. Y perdón, quería decir: "siempre es lo mismo".

      Eliminar
    11. Yo no dije que me hayan insultado a mi sino a otra gente.
      El que no tiene argumentos eres tu, papanatas.
      Ahora quisiera saber cuál es la razón por la cuál metieron el tema de los idiomas. Porque no fuí yo el que empezó con eso.Ver 19 de Julio 2013 11:40 hs
      Forro es ,en efecto, un insulto en Argentina porque
      se le llama así al preservativo o condón. Pero la idea es pensar en que el forro ya ha sido usado.Es decir,que el mismo está sucio de fluídos vaginales y propios. (Para los nazi-fascistas se refiere a los propios solamente).
      Tampoco se entiende porque ironizas con lo de "50 idiomas", si yo he mencionado solo 8 idiomas y otro más.
      De cualquier forma,sois vosotros,los que sacaste inicialmente el tema "idiomas."Pero os entiendo perfectamente, porque usaís estas técnicas para hacer hablar y conocer a la gente. Si me tuvierais a mano
      lo hariais con una picana eléctrica (tipo GESTAPO)
      Quiero decirte, para finalizar, que tus respuestas me tienen sin cuidado y no me interesan.
      Vosotros no mereceís que se os de argumento alguno.
      Lo que no se entiende es como aún no estaís entre rejas . ¿ como puede permitir el Estado Español que se difunda de esta manera el antisemitismo y la discriminación de otros pueblos.?
      Sois unos puercos CÍNICOS cuando afirmaís que NO sois
      racistas y que el racismo es el actual contra el hombre blanco europeo y que respetaís tanto otras
      culturas que evitaís la mezcla, como un gesto de amor
      para que se conserven así.
      Vosotros NO respetaís a nadie. Vuestra vocación colonialista e imperialista (que para vosotros es un mérito) no es mas que mugre y os creís llamados a hacer grandes cosas. Bueno,la historia se ha encargado de desmentirlos y por algo los han sacado
      a patadas en el culo de los Paises Bajos y del sur de Italia después de la paz de Utrecht. Lo mismo que de Cuba que os empeñabais en seguir dominando.
      Otro tanto ha ocurrido con Filipínas y vuestras colonias africanas. Lo que se espera ahora es que por lo menos
      ,si teneis un poco de honor,pongaís el ojo en Gibraltar.
      Conozco demasiado bien el "pensamiento" de Primo de Rivera (hijo) sobre la España como "hacedora de culturas" y de su vocación de "unificar pueblos",etc, etc. Parece que los vascos y los catalanes no están
      de acuerdo con vosotros.( y ...ojo que yo estoy a favor de la unidad...)
      Por fortuna y tranquilidad conozco demasiado bien
      vuestra tierra y a muchos españoles bien nacidos y se que vosotros no correís ni para el repechaje, que nadie os da bola en vuestro país.
      España se va a levantar (pero sin vosotros,fascistas) porque su pueblo no merece dictaduras.
      Viva España !! Viva Guernica !! Viva Lorca!!
      Viva Unamuno !! Viva Largo Caballero !!
      Viva Gibraltar Española !!
      Vivan todas las pseudo-razas fenotípicas del mundo !!
      Fuera las Nazis y fascistas !!





      Eliminar
  4. ¿Debilucho?; yo te denominaria "el mearras"

    ResponderEliminar
  5. Ver a Europa hoy en día ha sido una experiencia de muchos contrastes, las ideologías, la falta de ilusión en las personas. Es una pena.

    ResponderEliminar

No comentes si tu comentario no aporta nada o no es una pregunta pertinente.

No comentes si tu comentario no tiene relación directa con el tema del artículo en cuestión. Si consideras que tu comentario debe ser publicado, acude a la nube de temas (columna izquierda) y puede que encuentres un artículo y serie de comentarios relacionado con el tuyo.

No comentes si no eres capaz de tener criterio propio.

Si sigues pensando que es buena idea comentar aquí, lee esto antes.

Si vienes a provocar atente a las consecuencias. Muchos provocadores han huído de aquí ya escarmentados.